Urkullu ve poca disposición al acuerdo en Cataluña «aunque aún hay tiempo»

Urkullu en el Palacio Miramar de San Sebastián.

El lehendakari tiene la «esperanza» de que el Gobierno central muestre «en las próximas fechas» otra «disposición» en su política penitenciaria con los reclusos de ETA

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Iñigo Urkullu ha presidido esta mañana en el Palacio Miramar de San Sebastián el tradicional Consejo de Gobierno que cada año abre el curso político en Euskadi. En la reunión con su Gabinete, el lehendakari ha mostrado su satisfacción por el grado de cumplimiento del acuerdo firmado entre PNV y PSE y por la marcha de la economía vasca. «Vamos por el buen camino», ha asegurado.

La reunión también ha servido para repasar la actualidad política, desde los recientes atentados en Barcelona y Cambrils a la delicada situación que atraviesan importantes empresas vascas o la comparecencia de mañana de Mariano Rajoy en el Congreso para hablar sobre el ‘caso Gurtel’. Pero el principal tema sobre el que el lehendakari ha hablado ante los medios ha sido la situación política que atraviesa Cataluña, con la consulta soberanista del 1 de octubre en el horizonte cercano. Urkullu se ha mostrado un tanto pesimista sobre las posibilidades de que los gobiernos central y catalán lleguen a un acuerdo «porque parece que no hay ni voluntad ni disposición» para ello. «Hace siete años que el Tribunal Constitucional dictó sentencia sobre el nuevo Estatut. ¿Qué ha sucedido desde entonces para dar una solución política?», se ha preguntado Urkullu.

No obstante, el lehendakari ha vuelvo a insistir, como en ocasiones anteriores, en que «aún hay tiempo» para «el diálogo y para llegar a acuerdos». «Hay que hablar antes del 1 de octubre, pero también después, porque habrá un 2 de octubre», ha apuntado.

Urkullu se ha mostrado convencido que la situación en Cataluña no condicionará en absoluto el proceso de diálogo que debe abrirse entre el Gobierno central y el vasco para el cumplimiento del Estatuto de Gernika mediante la transferencia de las materias pendientes. En ese sentido, se ha señalado que «ojalá se produzca cuanto antes» la anunciada reunión entre la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el consejero de Gobernanza, Josu Erkoreka.

En relación a los acuerdos firmados en los últimos meses entre ambos ejecutivos, Urkullu ha afirmado que «suponen el reconocimiento de la singularidad del autogobierno vasco y refuerzan la relación de bilateralidad».

Presos de ETA

En todos los contactos que se han producido entre ambos gobiernos, Urkullu ha asegurado que ha puesto sobre la mesa que «es necesario abrir una etapa de reconocimiento de las realidades nacionales» tanto de Euskadi como de Cataluña. Además, en su agenda también ha estado la situación de los presos de ETA y su convencimiento de que hace falta «otra manera de gestionar» la política penitenciaria. A ese respecto, ha asegurado que tiene «la esperanza» de que el Gobierno de Rajoy «tenga otra disposición» y que «en las próximas fechas podamos ver un resultado positivo» del trabajo realizado.

Sobre los atentados en Cataluña y la polémica que ha rodeado a la manifestación del pasado sábado, el lehendakari ha evitado criticar la utilización de la marcha por parte de sectores independentistas, pero ha sido muy claro al asegurar que «los representantes políticos e institucionales» deben ser conscientes de que «lo básico, lo importante y primordial es saber con qué motivo» estaba convocada la manifestación». «El objetivo era condenar todo terrorismo y mostrar nuestra solidaridad con las víctimas. Por eso fui yo a Barcelona y por eso participé».

Fotos

Vídeos