La mediación de Urkullu con Rajoy y Puigdemont acercó el desbloqueo del conflicto

El lehendakari, Iñigo Urkullu./Efe
El lehendakari, Iñigo Urkullu. / Efe

El lehendakari arrancó al president el compromiso de convocar elecciones a cambio de que Moncloa frenara el 155, pero el máximo responsable de la Generalitat dio marcha atrás

Olatz Barriuso
OLATZ BARRIUSO

Los contactos que de forma discreta ha mantenido el lehendakari Urkullu en las últimas dos semanas con lobbys empresariales, altos mandatarios de la UE, miembros de la Iglesia, la cúpula del PDeCAT, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont para evitar la eventual aplicación del artículo 155 de la Constitución allanaron una solución al conflicto. Sin embargo, el presidente de la Generalitat renunció finalmente a adelantar las elecciones autonómicas, como se había planteado, ante la «falta de garantías» por parte de la Administración central de que esa medida evitaría la intervención de la autonomía de Cataluña.

Desafío independentista

Según desvelaron este jueves varios medios catalanes y confirman a este periódico fuentes de la Presidencia vasca, el jefe del Ejecutivo de Vitoria logró arrancar este miércoles al president Puigdemont el compromiso de convocar elecciones para desbloquear la crítica situación, que ha situado a Cataluña al borde de una inédita intervención de la autonomía. Eso supondría también renunciar a la declaración unilateral de independencia (DUI) que reclama la CUP y disolver inmediatamente el Parlament. El jefe del Govern respondió afirmativamente por correo electrónico a Urkullu, que este miércoles mismo mantuvo una nueva reunión en Vitoria con un grupo de influyentes empresarios catalanes, entre los que se encontraban el vicepresidente de la fundación La Caixa, Juan José López Burniol; el consejero delegado de la farmacéutica Isdin Marian Puig, el abogado e inversor Emilio Cuatrecasas y el presidente de la fundación Carulla, Joaquim Coello. Puigdemont iba a anunciar esa decisión en una comparecencia pública prevista para las 13.30 horas de este jueves, que fue aplazada en un primer momento hasta las 14.30. Al final, a las 17.00 horas, anunció su rechazo a convocar elecciones, lo que, salvo que se produzcan cambios en las próximas horas, se traducirá en la aprobación este viernes en el pleno del Senado de la aplicación del artículo 155.

Fotos

Vídeos