Tres parlamentarios franceses se reúnen en la cárcel con 'Antza' y 'Anboto'

'Antza', tras su dentenicón en 2004./E. C.
'Antza', tras su dentenicón en 2004. / E. C.

Los presos de ETA avisan de que sólo si se abordan las causas del conflicto estará garantizada una paz duradera

FERNANDO ITURRIBARRIACORRESPONSAL. PARÍS

Tres parlamentarios franceses se reunieron ayer en la cárcel de Réau Sud Francilien, a las afueras de París, con Mikel Albisu ‘Antza’ y Marixol Iparragirre ‘Anboto’, representantes oficiales del colectivo de presos de ETA EPPK. El senador conservador de Biarritz Max Brisson, el diputado centrista de Cambo Vincent Bru y el eurodiputado ecologista José Bové se entrevistaron también con el director del centro penitenciario, punto de partida de una marcha reivindicativa de tres días por las cárceles con reclusos etarras en la región de París.

El trío de parlamentarios salió del penal con un escrito del EPPK en el que este colectivo aboga por participar en el «proceso de paz» con el argumento de que «hemos sido actores del conflicto y nuestros allegados siguen siendo víctimas en la actualidad». Además, se declaran dispuestos a hacer lo necesario para contribuir a «curar las heridas de todas las víctimas» como forma de «superar el conflicto».

Sin embargo, los redactores subrayan que el «conflicto aún provoca víctimas: nuestros allegados, que sufren la política de alejamiento que nos es aplicada, y nuestros camaradas gravemente enfermos». Por eso consideran urgente acabar con la dispersión carcelaria y permitir la excarcelación de los reclusos con dolencias graves e incurables.

El comunicado de la corriente oficial y mayoritaria de los presos de ETA finaliza con una advertencia de cara al futuro. «Sólo si se va al corazón del conflicto y se abordan las causas que lo provocaron tendremos la garantía de que no se repita y de una paz duradera en el País Vasco», avisa.

Marcha entre las cárceles

El senador Brisson, perteneciente al partido Los Republicanos fundado por Nicolas Sarkozy, manifestó que podría haber firmado «todos los puntos de ese documento sin cambiar una palabra». El diputado Bru, inscrito en la mayoría parlamentaria de Emmanuel Macron, hizo votos por lograr rápidos frutos en el diálogo abierto con el Ministerio de Justicia francés por una delegación de la que forma parte. Bové es diputado europeo por la formación Europa Ecología Los Verdes.

Cerca de 200 personas salieron a pie desde el exterior del centro penitenciario de Réau en dirección a la prisión de Fleury-Mérogis, distante 23 kilómetros. En la jornada de hoy los marchistas continuarán trayecto hasta la cárcel de Fresnes, a 17 kilómetros. La marcha concluirá mañana en las inmediaciones de la estación ferroviaria de Montparnasse en París, donde está convocada a mediodía una manifestación con el lema ‘Paz en el País Vasco: ahora los presos’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos