Torrent se reafirma tras el plantón de jueces y fiscales

Roger Torrent, junto a María Eugenia Gay./Marta Pérez (Efe)
Roger Torrent, junto a María Eugenia Gay. / Marta Pérez (Efe)

El Poder Judicial reprocha al presidente del Parlamento su «ataque frontal al modelo de convivencia»

CRISTIAN REINOBarcelona

Un día después de que la cúpula judicial catalana plantara a Roger Torrent en un acto del colegio de abogados de Barcelona, por denunciar la existencia de «presos políticos» en España, el presidente de la Cámara catalana se reafirmó ayer en sus posiciones y aseguró que seguirá defendiendo los derechos de los 135 diputados catalanes, incluidos los «presos y exiliados hasta que estén en casa».

En esta ocasión no habló de «presos políticos» como el viernes, afirmó que la libertad de expresión debe ser válida para todo el mundo, incluidos los que decidieron abandonar el acto en el colegio de abogados e insistió en el argumento de que preside un Parlamento «que vive una situación anómala: con diputados en prisión y en el exilio, que se ven privados de sus derechos políticos, y, en consecuencia, los de los centenares de miles de personas que les han votado».

Más información

El discurso del presidente del Parlamento autonómico, que además del desplante de la cúpula judicial, recibió la reprimenda de la decana del colegio de abogados de Barcelona, fue ayer criticado de manera contundente por parte del Consejo General del Poder Judicial. Hablar de presos políticos y de encarcelamientos injustos «es una descalificación muy grave de la función judicial, que trasciende al propio poder judicial, atacando frontalmente a nuestro modelo de convivencia basado en el respeto a la ley», según el órgano de gobierno de los jueces. El poder judicial «actúa siempre desde la más absoluta independencia", aseguró el CGPJ.

Desde el independentismo aplaudieron ayer a Torrent, mientras que las fuerzas constitucionalistas acusaron al presidente de la Cámara de hacer un discurso de parte y no institucional. El secesionismo pidió además la dimisión de la decana del colegio de abogados por «reñir» a Torrent. Maria Eugenia Gay quiso ayer dejar claro su apoyo a la libertad de expresión pero con «el respeto debido a los asistentes» en el acto del viernes. Mientras el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y los fiscales jefes de Cataluña y de Barcelona abandonaba el acto y Torrent aguardaba para reemprender su discurso, Gay le decía «no era la idea, no era la idea, president, la ha liado, muchas gracias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos