El Supremo cierra la puerta a que los candidatos en prisión participen en los mítines

Oriol Junqueras./
Oriol Junqueras.

El juez Llarena rechaza la petición de libertad del exlíder de la ANC ante el riesgo de que impulse movilizaciones violentas

ANDER AZPIROZ

Ni Oriol Junqueras, candidato a la Generalitat de Esquerra, ni tampoco Jordi Sànchez y Joaquim Forn, números dos y siete en la lista de Junts per Catalunya por Barcelona, saldrán de la cárcel para participar en la campaña electoral.

La negativa a la puesta en libertad de los exmiembros del Govern y el exlíder de la ANC y ahora candidatos obedece a diferentes motivos, aunque todos provienen del Tribunal Supremo. En el caso de Junqueras, se debe a que su recurso contra la prisión preventiva dictada por el juez Pablo Llarena no podrá ser tratado por la Sala de lo Penal del alto tribunal antes del próximo lunes, una vez que haya concluido el plazo del que disponen las partes personadas en el procedimiento para pronunciarse al respecto. La campaña termina el próximo martes, con lo que la participación del líder de Esquerra se da por descartada, aún cuando la Sala de lo Penal valorase de forma positiva su petición. Su defensa argumenta que su permanencia en prisión tendría «efectos muy relevantes en el ámbito de campaña». Un argumento que ya fue rechazado en su día por la Audiencia Nacional.

En cuanto a Jordi Sànchez, la decisión la ha tomado Llarena después de que la Junta Electoral Central delegará en él la petición del expresidente de la ANC para hacer campaña. Su recurso aludía al derecho de todos los candidatos a participar en condiciones de igualdad. Sin embargo, el juez rechazó la petición ante «el riesgo de que el investigado pudiera impulsar movilizaciones públicas violentas, semejantes a las que se le atribuyen en este procedimiento». Según establece el magistrado, Sànchez tampoco podrá «concertar entrevistas en prisión ni usar las distintas herramientas que ofrece internet para pedir el voto más allá de lo habitualmente permitido por Instituciones Penitenciarias para cualquier interno».

El exconsejero Forn también permanecerá encarcelado, al menos, hasta este próximo lunes, fecha que ha fijado Llarena para volver a tomarle testimonio a él, a Sànchez y al expresidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, quienes han solicitado volver a declarar ante el juez.

Había una ley no escrita de que en campaña electoral los jueces aplazaban las decisiones que pudieran influir en las votaciones. Una máxima que, como muchas otras cosas, ha saltado por los aires en los prolegómenos del 21 de diciembre.

Victimismo

Cada decisión de los tribunales ha sido munición para una campaña en la que las cuestiones programáticas ocupan un tercer escalón y el debate se ha centrado en la dialéctica identitario-judicial. Como todas las resoluciones han sido contrarias a sus intereses, los independentistas han cargado con ellas sus mochilas de victimismo y han nutrido el argumentario sobre el golpe de estado con ribetes franquistas que, en su imaginario, ha perpetrado «Madrid» contra la Generalitat de Cataluña.

Los constitucionalistas han hecho equilibrios para defender unas resoluciones judiciales que han jugado en contra de sus intereses electorales y a favor de los del mundo secesionista. Ni Ciudadanos ni PSC ni PP están cómodos en una campaña en la que sus principales adversario soberanistas están en prisión o fugados y con órdenes de captura. Una circunstancia que abona la idea de que no es una campaña en igualdad de condiciones, argumento que blanden los independentistas sin desmayo porque es de difícil contestación. El razonamiento de que las decisiones de los jueces no reparan en los tiempos políticos no cala ante lo indiscutible de los hechos.

El independentismo pretende que la votación del 21 de diciembre sea una segunda vuelta del referéndum ilegal del 1 de octubre, pero también busca un juicio de la población catalana sobre la situación procesal de sus líderes huidos y encarcelados. Ya lo dijo Puigdemont, una victoria clara de los secesionistas -Esquerra la sitúa en el 50% de los votos- exoneraría de responsabilidades judiciales a los acusados.

============VO.IN02 TIT (36) (30227272)============

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos