El Senado valida el techo de gasto que dará paso a los Presupuestos de 2018

Cristóbal Montoro recibe el aplauso de los suyos. / Efe

Ha recibido los apoyos del PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria, lo que supone 157 votos a favor, 95 votos en contra y una abstención, la de Nueva Canarias

EFEMadrid

El pleno del Senado ha ratificado hoy el límite de gasto no financiero de 2018, conocido como el techo de gasto, que dará paso a los próximos Presupuestos Generales del Estado que contemplarán unas entregas a cuenta a las Comunidades Autónomas del entorno de los 4.700 millones de euros.

La mayoría del Senado ha aprobado el Acuerdo de Objetivos de déficit y deuda de 2018-2020 que acompaña al techo de gasto de 2018 con los apoyos del PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria y ha recibido 157 votos a favor, 95 votos en contra y 1 abstención, la de Nueva Canarias. El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha defendido un límite de gasto no financiero que asciende a 119.834 millones de euros al tiempo que ha incidido en la nueva senda de consolidación fiscal que da una décima más de margen a las autonomías en 2018 y 2019.

Montoro ha puntualizado que los Presupuestos de 2018 también traerán mejoras a los funcionarios que se jubilan y contemplarán incrementos en las retribuciones de los empleados públicos, además de que habrá una rebaja del IRPF para las rentas de hasta 17.500 euros anuales, y exención para las que lleguen a los 14.000 euros.

También, ha incidido en las deducciones de cuota para las personas con discapacidad y para las familias numerosas, y ha explicado que en 2018 habrá una novedad tributaria de deducción que afectará a los dependientes, a las personas de mayor edad. "¿Esto no es equidad?", le ha preguntado Montoro a los senadores del PSOE y de Unidos Podemos que han criticado la rebaja fiscal.

El ministro ha hecho una defensa de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y ha criticado que la izquierda no quiera trasladar "esta gobernanza europea" a España, al igual que la regla de gasto, que -ha insistido- viene de Bruselas. Montoro ha sido muy crítico con Unidos Podemos al señalar que si gobernaran incumplirían el déficit y a España "la expulsarían del euro".

Reparto del déficit

La senadora del grupo parlamentario del PSOE Ana María Pérez ha pedido un "riguroso" reparto del déficit entre las Comunidades Autónomas porque son las que más gasto social soportan, al tiempo que ha lamentado que los ayuntamientos no puedan utilizar el superávit conseguido para inversiones sociales. También ha defendido un modelo económico basado en la igualdad.

Desde Unidos Podemos, el senador Ferran Martín ha lamentado que el techo de gasto de 2018 sea un "techo para el bienestar de los ciudadanos" y ha incidido en que el Gobierno "no tiene problema de gastarse 60.000 millones de euros en el rescate bancario". ERC ha lamentado que la décima de margen de déficit que ha dado Hacienda a las CCAA haya sido a costa del déficit asignado a la Seguridad Social y no al Estado.

El senador de Ciudadanos Javier Alegre, perteneciente al grupo Mixto, ha argumentado el voto a favor de su formación por la bajada del IRPF que ha sido "exigencia conseguida" de Ciudadanos, mientras que Josep Lluis Cleries del PDeCAT ha criticado la distribución del déficit en las autonomías y ha pedido un reparto diferenciado. El senador de Compromís Carles Mulet ha recriminado a Montoro que haya conseguido apoyos "tirando de la chequera de los demás, ya que quita el dinero de un sitio para ponerlo en otro".

Foro Asturias, UPN y Coalición Canaria han apoyado las nuevas metas de déficit porque da un "respiro" a los gobiernos autonómicos y hay beneficio para sus territorios, como para la alta velocidad en Asturias y Navarra. Montoro ha afirmado que seguirá llegando a acuerdos en la fiscalidad de Canarias y Baleares.

Desde el PNV la senadora María Dolores Etxano ha lamentado el reparto "asimétrico" de los objetivos de déficit que no tiene en cuenta la autonomía fiscal ni el crecimiento diferenciado de cada autonomía. No obstante, ha argumentado su voto a favor en que el techo de gasto es un debate técnico y macroeconómico y no político como son los presupuestos.

Fotos

Vídeos