Ana Rosa Quintana y Màxim Huerta se reencuentran en Telecinco

Ana Rosa Quintana y Màxim Huerta se reencuentran en Telecinco

La presentadora entrevista por primera vez a su excompañero y actual ministro de Cultura y Deporte

ELCORREO.COM

Dos días después de ser nombrado ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta ha elegido 'El programa de Ana Rosa' para hacer sus primeras declaraciones sobre su papel en la cartera del nuevo gobierno de Pedro Sánchez, sus polémicos tuits o cómo se lo tomó su madre.

Ana Rosa ha sido la encargada de entrevistar a quien fuera su compañero durante casi una década: «¿Cómo se despierta uno por la mañana, pone el pie en el suelo y dice: 'No era un sueño, es verdad'», ha sido la primera pregunta de la periodista. Màxim ha asegurado que ha dormido «realmente bien». «Creo que me sujeto en un gobierno inmejorable muy firme, muy seguro... O sea, que me hace sentir seguro. Y el mejor ejemplo es que he dormido tranquilamente», ha declarado.

Durante la charla, ambos han dado muestras del cariño y el respeto que se profesan. Además, la emoción que existía entre ambos era palpable. Minutos antes de que diera comienzo el primer consejo de ministros, Màxim ha conectado con el programa matinal de Telecinco para hablar de cómo afronta esta nueva responsalidad en la que, según sus palabras, «la cultura es un tesoro y un orgullo para todos».

El ministro de Cultura también ha dicho que la primera persona a quien le contó su nuevo cargo, que le da «vértigo unido a mucha ilusión», ha sido su madre, Clarita, que se lo tomó «con miedo y con ilusión».

También ha hablado de la televisión y de sus orígenes en los medios de comunicación: «Me siento muy feliz de venir de donde vengo [de la televisión]», ha afirmado. Así que criticar que «se ha trabajado en un medio que también hace cultura también es un error». «El periodismo es muy necesario para este país», ha concluido.

Por último, Ana Rosa ha querido abordar la polémica sobre sus tuits y ha aplaudido que no hubiese borrado ninguno: «Pertenecen a algún momento que no tienen nada que ver con la política actual. Son tuits, a veces irónicos y otras simpáticos. Algunos son reprobables, pero pertenecen al pasado. Todos tenemos momentos de furia y tuits fuera de tono. No puedo borrar el pasado porque pertenece a lo que soy. Creo en el humor y en que no se critique el humor», ha afirmado Huerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos