«El riesgo de atentado en Euskadi es sumamente alto», advierte Erne

Agentes de la Ertzaintza vigilan el entorno del Museo Guggenheim.
Agentes de la Ertzaintza vigilan el entorno del Museo Guggenheim. / MANU CECILIO

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza se queja de que «la falta de protección es evidente» y reclama «un giro» en la política de seguridad

ELCORREO.COM

«La posibilidad de la comisión de un atentado terrorista es sumamente alto, pese a que la consejera de Seguridad diga lo que dice». La rotunda advertencia la firma Erne. El sindicato mayoritario de la Ertzaintza ha denunciado que «la falta de protección es evidente» y ha reclamado al Gobierno vasco «que se dé un giro a la política de seguridad, sin alarmismo, pero informando a la ciudadanía».

En un comunicado, la central sindical ha mostrado su solidaridad con las víctimas del atentado de Barcelona, que ha dejado 14 muertos y más de cien heridos, y se ha mostrado muy críticos con el protocolo establecido en el País Vasco. «En ningún momento se han dado pasos importantes en previsión de que suceda algo parecido en Euskadi a lo ocurrido en Cataluña».

Erne ha denunciado que «los pasos dados por la Consejería de Seguridad van en dirección contraria» a la de aumentar la protección. En este sentido, han recordado que «se han suprimido las barreras de seguridad dentro de los centros de trabajo, con eliminación de mamparas; se han reducido los equipos operativos especiales, como la brigada móvil y la BBT o Berrozi (Unidad de Intervención), o se les emplea en tareas de traslado de presos». También advierten que se ha prohibido portar el arma reglamentaria fuera de horario laboral, hay una falta de plantilla -reclaman llegar a 8.000 agentes- y «falta formación específica».

Euskadi, dicen, «no es una isla» y «contamos con fronteras muy cercanas, donde el terrorismo yihadista ha atacado con dureza». Por eso han exigido a la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, «que no banalice la situación en los medios de comunicación y trabaje más dentro de la organización».

Erne ha hecho llegar a 4.000 agentes una circular donde detalla las actuaciones del Departamento que, a su juicio, van en detrimento de la seguridad. Sobre la alerta 4 declarada, la central sindical recuerda que esta circunstancia implica «medidas de autoprotección» que, a su entender, no se están aplicando. Denuncian que «existe un parque móvil ruinoso y sin sustitución en breve», que no se llama a agentes de refuerzo en eventos, como fiestas o partidos, «para ahorrarse dinero», que no se les dota de armas largas automáticas y que se han destruido las unidades de investigación de guardia de las comisarías. Terminan con una advertencia a la consejera, al director y al jefe de la Ertzaintza: «La mentira tiene un recorrido muy corto. Nuestra realidad es otra. O cambian de rumbo o se van».

Fotos

Vídeos