PNV, PSE y PP retrasan la firma del pacto fiscal por sus diferencias sobre el IRPF

Andoni Ortuzar e Idoia Mendia. /Ignacio Pérez
Andoni Ortuzar e Idoia Mendia. / Ignacio Pérez

Los partidos esperan solventar hoy los últimos flecos y cerrar una negociación que abrirá la puerta a los acuerdos presupuestarios

DAVID GUADILLA y KOLDO DOMÍNGUEZ

La 'fumata blanca' sobre el pacto fiscal que tienen apalabrado el PNV, el PSE y el PP no se vislumbró ayer, como en un principio estaba previsto. Los últimos flecos sobre el IRPF y las deducciones aplicables al Impuesto de Sociedades han demorado, previsiblemente hasta hoy, la firma de un acuerdo que en cualquier caso no peligra y que también permitirá al Gobierno de Iñigo Urkullu sacar adelante los Presupuestos del año que viene.

El consenso en materia tributaria se alcanzó de forma definitiva durante la reunión al más alto nivel que mantuvieron el viernes en Sabin Etxea los máximos responsables del PNV, PSE y PP. A la cita acudieron Andoni Ortuzar, Joseba Aurrekoetxea, Idoia Mendia, Sonia Pérez, Alfonso Alonso y Antón Damborenea. El acuerdo político estaba hecho, lo que faltaba era la concreción técnica. Y es lo que ayer no se consiguió.

Ya a primera hora, durante un desayuno informativo en Madrid, el presidente de los populares vascos se mostró optimista pero también optó por no lanzar las campanas al vuelo. Con respecto a los Presupuestos vascos, Alonso afirmó que «el escenario razonable es que llegue el acuerdo» con PNV y PSE para reeditar el pacto de 2017. «Vamos por el buen camino», deslizó, aunque reconoció que faltaban por cerrar varios flecos, entre ellos el referente al IRPF, que va a ser «decisivo» para poder firmar.

No peligra

A mediodía, Mendia se mostraba esperanzada y aventuraba una resolución en el corto plazo. «Espero que en las próximas horas podamos comunicar un acuerdo y veremos cómo queda al final la foto», afirmó la líder del PSE en una comparecencia ante los periodistas para valorar el primer año de Gobierno de coalición. Pero el intercambio de los documento técnicos no fructificó.

Los mayores problemas, como había destacado el propio Alonso, están en el IRPF. El PP quería introducir algunas modificaciones en este impuesto, no de gran alcance, pero que no son bien vistas por los socialistas, muy reacios a realizar cambios en esta cuestión. Tampoco se había concretado de forma total cómo se aplicarán las deducciones en el Impuesto de Sociedades. Fuentes populares aseguraron que no les había «gustado la última oferta» que les habían remitido el PNV y el PSE. En cualquier caso, se trataba de flecos menores que no obstaculizarán el acuerdo.

También faltarían por concretar cómo quedan fijadas varias deducciones en Sociedades

Salvo sorpresa mayúscula, la firma definitiva y los detalles concretos del pacto fiscal se darán a conocer hoy. Luego llegará la hora de los Presupuestos. El PP había puesto como condición 'sine qua non' para sentarse a negociar las Cuentas públicas de Iñigo Urkullu para 2018 un consenso tributario que recogiese sus planteamientos. Mañana, además, finaliza el plazo para la presentación de enmiendas a la totalidad en la Cámara autónoma.

También parecen encarrilados los presupuestos de otras instituciones, en especial de la Diputación de Álava, donde el PNV y el PSE necesitan el apoyo de otros grupos. Ayer, el presidente del PP en dicho territorio, Iñaki Oyarzábal, aseguró que el pacto todavía está «muy verde». Pero fuentes conocedoras de la negociación lo dan por hecho.

Urkullu participó ayer en el 'Foro Mundial de las Regiones 2017', que se celebró en Vitoria.
Urkullu participó ayer en el 'Foro Mundial de las Regiones 2017', que se celebró en Vitoria. / M. Arrazola

Urkullu defiende la «descentralización de competencias»

Iñigo Urkullu reivindicó la «descentralización» de competencias como factor «generador de desarrollo» y reconocimiento de la «pluralidad», aunque también reconoció que en un contexto de «interdependencia» hay «mucho que construir juntos». El lehendakari participó en Vitoria en el 'Foro Mundial de las Regiones 2017', que reúne a territorios de América, África, Asia y Europa, y que este año celebra su décima edición.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo autónomo recordó que este foro pretende «hacer oír» la voz de las regiones en la globalización, así como organizar «reglas de gobernanza estratégica que incluyan los niveles no estatales».

Urkullu subrayó que los integrantes de este foro «tenemos que seguir trabajando juntos para poner en valor nuestro papel en un mundo cada vez más abierto y global».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos