Recuerdo fragmentado a las víctimas

Recuerdo fragmentado a las víctimas

El Parlamento realiza en el Día de la Memoria una ofrenda floral en la que el PP ha vuelto a ausentarse al considerar que incluir a los damnificados por todas las violencias «desvirtua» su sentido

SILVIA CANTERAVitoria

Compartiendo paraguas, el Gobierno vasco y los miembros del Parlamento han homenajeado esta mañana a las víctimas en una jornada que ha vuelto a mostrar división. Hace siete años que se celebra el Día de la Memoria, instaurado apenas doce meses antes de que ETA anunciara el cese de la violencia, y aunque esta jornada nació con el objetivo de mostrar reconocimiento de forma conjunta, una vez más ha sido imposible escenificar el consenso. La unidad ha vuelto a ser la gran ausente. A la concentración en el Cámara de Vitoria no ha acudido el PP, que ha decidido una vez más hacer su propio acto de reconocimiento únicamente a los damnificados por el terrorismo -nació con esta vocación-. De hecho, este 10 de noviembre es el único día del calendario en el que no se ha producido ningún atentado terrorista mortal. Los populares han conmemorado la fecha por separado y en Getxo, ya que consideran que se ha «desvirtuado» el sentido de este día al incluir en el homenaje a las víctimas de otras violencias como los abusos policiales.

Con el sonido de una txalaparta y al refugio de sus paraguas, prácticamente todo el Gobierno vasco y los parlamentarios de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PSE han guardado varios minutos de silencio a las puertas del Parlamento. Bajo una fina lluvia, los representantes políticos han llevado a cabo una ofrenda floral junto a la escultura 'Gauerdiko Iparrorratza-Brújula de Medianoche', una obra dedicada a las víctimas, y un pebetero que encienden en este tipo de homenajes. Durante la colocación de las flores blancas, ha sonado el 'Agur jaunak' interpretado por ertzainas.

En el homenaje, encabezado por el lehendakari Iñigo Urkullu y la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, no se ha leído una declaración de Eudel, como ha ocurrido en años anteriores. Fue una decisión tomada con la intención de evitar, aunque sin éxito, un conflicto entre los partidos. La Asociación de Municipios Vascos trataba de aumar este año a todos los grupos políticos sin que se enzarzaran por el contenido del documento.

Al otro lado de la calle, miembros de Etxerat han realizado su propia concentración. La plataforma de parientes de presos de ETA ha pedido el fin de la dispersión y que se reconozca como víctimas a quienes han perdido la vida en accidentes de tráfico en desplazamientos a las cárceles para visitar a reclusos. Los parlamentarios de EH Bildu se han acercado hasta allí para charlar con los familiares de los reclusos y mostrarles su apoyo. Los miembros del colectivo han desplegado una pancarta en la que podía leerse '¿Para cuándo el reconocimiento a los 16 famililares muertos por la dispersión? ¿Dónde está su memoria?'.

En un acto totalmente diferenciado, los populares vascos también han celebrado el Día de la Memoria con una ofrenda floral en la que han participado los principales cargos del partido. Encabezados por el presidente de la formación en Euskadi, se han concentrado junto al monolito por las víctimas de la plaza San Ignacio de Algorta, en Getxo. Allí, Alfonso Alonso ha acusado a EH Bildu de utilizar esta jornada para «blanquear su pasado» mediante «un relato falso» que apela a «la existencia de dos violencias». Tras pedir «que no se descuide la memoria», ha lamentado que todavía «haya una organización política en el Parlamento que sigue sin condenar los asesinatos de ETA».

Más reconocimientos

Durante la jornada, las instituciones están recordando a las víctimas con distintos homenajes. De hecho, el Gobierno vasco ha realizado otro acto en recuerdo de los damnificados por el terrorismo y los abusos policiales. El Instituto Gogora ha dado esta tarde voz a una veintena de jóvenes que han asistido a las charlas que han ofrecido las víctimas del terrorismo y de abusos policiales en las aulas dentro del programa Adi-adian. Los alumnos, todos ellos mayores de edad, han compartido sus impresiones para que sus vivencias y reflexiones también sean reconocidas en la construcción del relato. De esta manera, se ha hecho especial énfasis en el «valor pedagógico» de los testimonios y ha supuesto una mirada al pasado, pero con la vista puesta también en el futuro.

El lehendakari ha intervenido en este acto al que han sido invitados invitados también personas de diferentes ámbitos políticos, culturales y sociales. Además, los asistentes han tenido la oportunidad de ver un vídeo en el que las propias víctimas que han prestado sus testimonios en las aulas han explicado su experiencia, y también han mostrado sus impresiones los jóvenes que han participado en la iniciativa itinerante 'Memoria Plaza'.

Fotos

Vídeos