PNV y PP rechazan tramitar una ley para anular los juicios del franquismo

PNV y PP rechazan tramitar una ley para anular los juicios del franquismo

Se han unido en una iniciativa que evitará reparar a las víctimas de la dictadura

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

El Parlamento vasco ha acordado este jueves rechazar la tramitación de una ley de reparación jurídica a las víctimas del régimen franquista, que había sido impulsada por Elkarrekin Podemos para «cumplir con obligación moral e histórica» y declarar «nulas todas las sentencias y resoluciones adoptados dictadas por causas políticas en el País Vasco por la dictadura.

La propuesta solo ha sido apoyada por los parlamentarios de EH Bildu, por lo que finalmente ha sido rechazada por los votos en contra de PNV y PP, mientras que PSE se ha abstenido. De esta manera, el texto articulado no seguirá con su tramitación.

El Gobierno vasco había emitido su «criterio desfavorable» a la toma en consideración de esta ley al entender sus servicios jurídicos que «excedía de las competencias atribuidas a la comunidad autónoma de Euskadi en cuanto a declarar ilegales órganos judiciales constituidos en el pasado». «Es un tremendo error que el Gobierno vasco haya emitido esta valoración. Demuestra que ha actuado sin el suficiente rigor y sin ningún entusiasmo», ha valorado el representante de Elkarrekin Podemos, Jon Hernández.

Según él mismo ha desvelado, su propuesta es una copia casi literal de una ley aprobada hace unos meses por unanimidad por el Parlamento catalán y que ya ha entrado en vigor sin que nadie la haya recurrido ante el Tribunal Constitucional. «Esta Cámara hoy no va a ser valiente. Demuestra cobardía y lo lamento muchísimo porque no hay argumentos para rechazar esta ley», ha añadido desde la tribuna.

Tanto PNV como PP recurrieron a ese dictamen del Ejecutivo autónomo para justificar su voto negativo. El jeltzale Juan Carlos Ramírez Escudero ha repetido hasta en cuatro ocasiones durante su discurso que comparte al cien por cien el fondo de la ley, «desde la exposición de motivos al articulado», pero ha justificado el rechazo de su grupo en un «problema de forma». «Hemos seguido el criterio del Gobierno vasco», insistió. No obstante, uno de los parlamentarios del PNV, Iñaki Agirre, se desmarcó del voto de su grupo y optó por abstenerse.

En igual sentido se ha manifestado el popular Carmelo Barrio, quien ha destacado la «loable» voluntad de Elkarrekin Podemos pero ha asegurado que sería un «fracaso» aprobar una ley «sin fuerza legal» por tener «problemas de competencias».

Quien también ha mostrado su «asombro» por el criterio del Gabinete Urkullu ha sido el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, quien ha asegurado que es una «pena y una fatalidad» que el Parlamento rechace la tramitación de la ley. «Resulta que ahora es más estricto a la hora de censurar sus propias competencias el Gobierno vasco que el Tribunal Constitucional», ha valorado Arzuaga en referencia a la normativa aprobada en Cataluña que no ha sido recurrida ante el Alto Tribunal.

El PSE, pese a ser socio de gobierno con el PNV, ha optado por abstenerse al estar de acuerdo con el fondo de la propuesta de ley pero también para respetar el dictamen del Ejecutivo. «Creemos que es una propuesta válida, legal y positiva y no queremos obstaculizar su tramitación», ha argumentado la parlamentaria Gloria Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos