Rajoy se escuda en que no se ocupaba de la «contabilidad» del PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado durante dos horas ante el Tribunal de la Audiencia Nacional.

El presidente del Gobierno declara dos horas como testigo ante la Audiencia Nacional por la 'trama Gürtel' y quita hierro a los 'sms' a Bárcenas

DAVID GUADILLAMadrid

«Mis funciones son políticas y no las de controlar las deudas del partido», «jamás me he ocupado de la contabilidad del PP», salvo algún encuentro casual «no conozco» a Francisco Correa y fue el propio Mariano Rajoy quien cortó la relación entre la 'trama Gürtel' y el PP al tener indicios de que podía haber situaciones anómalas. Estas han sido las principales líneas argumentales sostenidas por el presidente del Gobierno durante su declaración como testigo en la Audiencia Nacional. El objetivo de su comparceencia era analizar si estaba al tanto de dos donaciones irregulares realizadas en 2003 al PP durante la campaña de las elecciones municipales de aquel año. Pero la sesión ha terminado derivando en si conocía la existencia de una 'caja B', de los posibles sobresueldos que habrían cobrado algunos dirigentes del PP, tal y como ha denunciado Luis Bárcenas, y sobre la presunta financiación irregular del PP durante más de una década. «Jamás conocí su existencia», ha manifestado.

La comparecencia del jefe del Ejecutivo ha comenzado pasadas las diez de la mañana y ha concluido poco antes de las doce del mediodía. Rajoy estaba sentado a la derecha de la presidencia del tribunal en lugar de enfrente, en señal de deferencia. Un gesto que ha sido denunciado por el abogado de la acusación popular, representada por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), Mariano Benítez de Lugo. Ha sido este letrado el que ha empezado el interrogatorio y con quien tanto Rajoy como el presidente de la Sala, Ángel Hurtado, ha mantenido los principales rifirrafes. En lugar de centrarse en los cerca de 245.000 euros que habrían sido donados de forma irregular en los dos municipios de Madrid bajo sospecha, el abogado de la acusación ha ido más alla y ha ampliado sus preguntas al posible conocimiento que tendría Rajoy de la existencia de una financiación irregular y la existencia de una trama corrupta liderada por Francisco Correa y Álvaro Pérez 'El bigotes'.

«No tengo ni idea de quién aparca el coche en el garaje de la sede del PP» mariano rajoy

Rajoy ha insistido que nunca ha tenido responsabilidades "contables", ni en 2003, cuando era vicesecretario general del PP. «Jamás me he ocupado de la contabilidad del PP. Mis responsabilidades eran políticas, no de contabilidad», ha afirmado el presidente del Gobierno, quien ha negado conocer a Correa, quien ya está en prisión tras ser condenado a doce años por amañar contratos en la Comunidad Valenciana. El presidente del Gobierno solo ha concedido que quizás le habría «saludado» en algún acto público. Cuando el abogado de Adade le ha preguntado cómo era posible que no le conociese si aparcaba el coche en la sede central del PP, en la calle Génova de Madrid. "No tengo ni idea de quién aparca el coche en el garaje", ha respondido Rajoy, quien ha subrayado su escasa relación con todos los implicados en la red corrupta, incluido 'El Bigotes'.

Rechazado el careo entre Bárcenas y Rajoy

Rajoy ha subrayado que la decisión de cortar con la trama corrupta, que hasta ese momento había contratado con varios ayuntamientos gobernados por el PP, la tomó él después de que el tesorero le comentase que había visto cuestiones que no le «gustaban». «Le pregunté si había visto algo ilegal o si tenía pruebas, pero solo me dijo que no le gustaba», ha afirmado Rajoy ante el tribunal.

Durante una vista en la que el presidente de la Sala ha cortado en varias ocasiones a los representantes de las diferentes acusaciones, además de Adade estaban representados el Partido Socialista de Valencia y el de Madrid, al considerar que se estaban excediendo en el interrogatorio, Rajoy ha reiterado con firmeza que nunca se ha ocupado de las cuestiones financieras de su partido porque exceden de las competencias que ha tenido en su partido y ha rechazado que haya cobrado en alguna ocasión un sobresueldo. Una negativa que contradice los argumentos de Bárcenas. Por ese motivo, la acusación ha reclamado al tribunal un careo entre el extesorero y Rajoy. El presidente de la Sala ha rechazado esa petición. No ha sido, ni mucho menos, la única ocasión en la que el nombre de Bárcenas ha salido a colación. También se le ha preguntado por los 'sms' que se cruzaron.

«Mis funciones son políticas y no controlar las deudas del partido» MARIANO RAJOY

Rajoy les ha quitado hierro. Ha dicho que en ningún momento ayudó al extesorero. De forma gráfica ha recalcado. «Me mandan muchos mensajes». En uno de ellos, Rajoy le escribió; «Luis, nada es fácil, hacemos lo que podemos». «¿Qué es lo que estaban haciendo?», ha preguntado uno de los abogados de la acusación. Rajoy ha señalado que aquellos mensajes se escribieron en un contexto «temporal» diferente, que «no tenía nigún significado» y que «no hicimos nada que pudiese entorpecer el proceso». Sobre el segundo 'sms' -el de «Luis, sé fuerte, te llamaré»-, Rajoy se ha limitado a señalar que, al final, «no le llamé».

Más información

Fotos

Vídeos