Rajoy y Sánchez inician el deshielo gracias a Cataluña

Rajoy y Sánchez charlan antes de iniciar su reunión.
Rajoy y Sánchez charlan antes de iniciar su reunión.

El líder del PSOE reafirma al presidente del Gobierno su apoyo frente al secesionismo, pero veta la aplicación del artículo 155

PAULA DE LAS HERAS

El PSOE y el Gobierno coinciden en que el encuentro de dos horas y media mantenido esta mañana entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez ha sido «cordial» y han expresado su deseo de que este tipo de reuniones se celebren con relativa asiduidad y dejen de «ser noticia». El problema secesionista enquistado en Cataluña ha sido la mecha que ha permitido iniciar el deshielo a los líderes políticos del PP y los socialistas, enfrentados a muerte tras las batallas electorales más recientes.

El Gobierno ensalza que la reunión haya servido para constatar la «coincidencia en lo esencial», el rechazo de la consulta independentista convocada por la Generalitat para el 1 de octubre. «La prioridad en estos momentos es declarar inaceptable este referéndum de secesión y la violación sistemática y constante de la Constitución y las leyes», ha subrayado Íñigo Méndez de Vigo.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha confirmado que Pedro Sánchez le ha trasladado a Mariano Rajoy su compromiso con la defensa de la legalidad y la Constitución frente al desafío secesionista en Cataluña, pero no obstante también ha advertido de que si el Gobierno no busca soluciones políticas, además de judiciales, para resolver el problema, él se sentirá legitimado para tomar la iniciativa y presentar sus propias propuestas en el Congreso de los diputados, donde los populares no tienen mayoría absoluta.

Robles se ha resistido, en cualquier caso, a especificar cuáles son las medidas políticas que demandan a Rajoy («eso le corresponde al Gobierno…», se ha excusado) y tampoco ha aclarado, pese a las innumerables preguntas que ha recibido en su comparecencia al respecto, qué proposiciones impulsaría el líder de la oposición. Lo más lejos que ha llegado es a hacer una vaga referencia a reformas constitucionales y asuntos relacionados con la financiación autonómica, sin más precisión. «No adelantemos acontecimientos», ha alegado. También ha dicho que Rajoy debería hablar con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero, de nuevo, no ha especificado exactamente de qué.

Ha sido Robles la que ha explicado que el PSOE no apoyará la aplicación del artículo 155 de la Constitución para, llegado el caso, tratar de restituir la legalidad en Cataluña y ha avanzado que así se lo ha comunicado al Gobierno que, por otro lado, según ha matizado, tampoco ha dado ninguna muestra de pensar recurrir a él ni lo ha puesto «sobre la mesa».

La exmagistrada ha desvelado que la posición del PSOE sobre el mencionado artículo se tomó en la reunión que la ejecutiva del partido celebró este lunes para preparar el encuentro con Rajoy. La paradoja es que esta misma mañana el responsable de la política territorial de la formación, Patxi López, ha defendido en una entrevista en Onda Cero que el 155 tiene «mucha leyenda» y ha negado que suponga, como en las últimas semanas han dicho algunos otros miembros de su partido, la suspensión de la autonomía. Algo parecido a lo que ayer argumentó Felipe González en el ‘Foro 40 años de democracia’ organizado por Vocento.

Fuentes del Ejecutivo creen que la defensa que hace el PSOE del diálogo con Cataluña no está reñida con cómo ha actuado el Gobierno. «Nosotros siempre hemos estado abiertos a hablar con Puigdemont, incluso le ofrecimos acudir al Congreso», insisten.

Al margen de Cataluña, Rajoy y Sánchez han hablado también de medio ambiente, de refugiados, de las pensiones y de economía. Y en este ámbito, el socialista ha dejado claro al presidente del Gobierno que no se moverá de su rechazo al techo de gasto para los presupuestos generales de 2018, a pesar de la decisión del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de conceder un punto más de déficit, en torno a 1.000 millones de euros, a las comunidades autónomas, que pasarán de tener un límite del 0,3% al 0,4%.

Fotos

Vídeos