Rajoy se propone agotar la legislatura y abre la puerta a presentarse a la reelección

Mariano Rajoy, durante la entrevista con Carlos Herrera. / Efe

El presidente cree que Puigdemont y Junqueras están «inhabilitados políticamente» tras «engañar» a los catalanes

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

"Es importante también saber lo que piensa mi partido, pero yo me encuentro bien". Mariano Rajoy no descarta repetir como candidato del PP en las próximas elecciones generales. Unos comicios que no le gustaría tener que convocar de manera precipitada. Estando al frente de un Gobierno en minoría, la duración de la legislatura no depende en exclusiva del presidente. Pero su intención sigue siendo agotar este segundo mandato en la Moncloa. Pese a que la crisis catalana ha tensado las relaciones políticas en el Congreso, el jefe del Ejecutivo no cree que una nueva victoria del independentismo en las urnas el 21 de diciembre vaya a frustrar sus planes. "Si está en mis manos -ha anticipado-, esta legislatura durará cuatro años".

Más información

Su prioridad en estos momentos pasa por garantizar la vuelta a la normalidad en Cataluña. Lo que a su entender permitiría al Gobierno revisar al alza la previsión de crecimiento económico para 2018 entre cinco y siete décimas. Recuerda el presidente que el Ejecutivo "ha tenido que bajarla al 2,3%" y que, en caso de que todo avance razonablemente, podría llegar a situarse entre el 2,8 o el 3%. Además, a su entender, esto facilitaría la creación anual de medio millón de puestos de trabajo.

En este sentido, confía en una "participación masiva" en las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña y que retorne la calma con un nuevo Gobierno autonómico. Y para esta labor Rajoy no cree que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras sean los candidatos más idóneos. "Para mí inhabilitadas políticamente deberían estar todas las personas que han engañado a los ciudadanos de Cataluña", ha sentenciado en una entrevista en la Cadena COPE. Además, considera que "sería absurdo que a una persona en prisión se le hiciese conseller".

Pero ocurra lo que ocurra, el jefe del Ejecutivo no comparte el análisis del expresidente José María Aznar cuando determina que "si el 22 de diciembre estamos como antes de la intervención del artículo 155, estaremos todos peor". Al contrario, Rajoy defiende que el Estado ya ha demostrado que puede defenderse y detecta signos positivos como el reconocimiento, asegura, de las "mentiras" del independentismo o que las fuerzas separatistas hayan aceptado concurrir a las elecciones autonómicas.

«El ‘procés’ de las grandes mentiras»

Rajoy, además, ha considerado que las últimas declaraciones de Puigdemont y de ERC demuestran que lo ocurrido en Cataluña ha sido "el ‘procés’ de las grandes mentiras". Incluso ha subrayado además que sería "absurdo" que a una persona que está en prisión se le hiciera conseller porque no podría ejercer su función, aunque ha reconocido el derecho que todo el mundo tiene a presentarse a unas elecciones mientras no esté inhabilitado.

Ante las palabras del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en las que ha apuntado que es posible una solución alternativa a la independencia, y las de ERC en las que admiten que los independentistas no estaban preparados para gobernar, ha recalcado que lo que están diciendo a los ciudadanos es que había "grandes mentiras".

"No sólo no estaban preparados, es que era imposible", ha añadido el jefe del Gobierno, quien ha recordado que entre esas mentiras estaba que el proceso no iba a afectar a la economía o que iban a obtener el apoyo internacional.

Fotos

Vídeos