Rajoy defiende el régimen foral y el Cupo: «¿No tenemos suficientes líos para organizar uno más?»

Rajoy defiende el régimen foral y el Cupo: «¿No tenemos suficientes líos para organizar uno más?»

El presidente del Gobierno ha recordado que estas normas tienen su origen en el siglo XIX, que son «incluso» previas al nacimiento del PNV, y que fueron amparadas por la Constitución de 1978

EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido el régimen foral que recoge la Constitución de 1978 y el pago del Cupo vasco, que a en su opinión se calcula «con transparencia», y se ha preguntado por qué se ha generado ahora esta polémica después de 39 años con las normas en vigor.

«¿No tenemos suficientes líos como para organizar un problema más? ¿A qué viene todo esto?», se ha preguntado Rajoy en un desayuno informativo de Europa Press. Ha subrayado que está «a favor» del sistema del Concierto Económico y que el Cupo, normas que tienen su origen en el siglo XIX, que son «incluso» previas al nacimiento del PNV, ha apuntado, y que fueron amparadas por la Constitución de 1978.

A continuación, ha asegurado que lo que el País Vasco paga al Estado se calcula hoy «como siempre en los últimos 39 años» y ha lamentado que en España «sin que se sepa por qué» de pronto «se pone en tela de juicio todo».

Y ha asegurado que frente a quien se sitúa en contra del Cupo porque «saca más votos en otro sitio», en clara alusión a Ciudadanos y su oposición frontal a la aprobación de estas leyes en las Cortes, «alguien tiene que actuar con un mínimo de sensatez y responsabilidad».

Otra financiación, con el PSOE

El presidente del Gobierno ha insistido en que se trabaja en la reforma del sistema de financiación para las 15 comunidades del régimen común, un asunto que «no es fácil» porque el mejor modelo es «el que vale a todos».

Ha subrayado a continuación que le gustaría aprobar la nueva norma pero que necesita para ello al PSOE, como partido que gobierna en casi la mitad de las autonomías afectadas y porque necesita sus votos en el Congreso para aprobar la reforma. Ha dicho que ya ha habido contactos con los socialistas y que han ido «bien».

Ha pedido un «espíritu constructivo de todo el mundo» para buscar el acuerdo y que no se entre «en la dinámica habitual de echarle la culpa a Madrid de todos los males». Cada comunidad tiene intereses y necesidades distintas, ha subrayado, y en la negociación es necesario aportar capacidad de construir y buena voluntad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos