Puigdemont exige la retirada de la Policía y la Guardia Civil y pide la mediación internacional

Carles Puigdemont. / Afp | Vídeo: Atlas

Afirma que el resultado de la seudoconsulta es vinculante, pero no garantiza que el Parlament declare esta semana la independencia

Cristian Reino
CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha emplazado esta mañana a la UE a que apadrine algún tipo de mediación internacional entre el Gobierno central y el catalán para buscar una salida negociada a la cuestión catalana. "El momento aconseja mediación", ha dicho. "Y esta mediación de un tercero debe ser internacional", ha asegurado. Según el presidente catalán, que ha comparecido horas después de la celebración del referéndum de ayer, es necesario "reestablecer la normalidad institucional" entre la Moncloa y el Palau de la Generalitat, "crear un clima de distensión, que sea leal y sincero".

"¿Tiene algo que decir la UE?", ha planteado. "Este ya no es asunto interno", ha añadido. Puigdemont plantea a la UE que fomente que los Gobiernos central y catalán se sienten en la misma mesa, pero al mismo tiempo ha amenazado con la aprobación de una declaración de independencia en la Cámara catalana en cuanto se convoque el próximo pleno, lo que podría ocurrir esta semana, entre el jueves y el viernes. El jefe del Ejecutivo catalán considera que el referéndum fue "válido" y el resultado es "vinculante". "Tenemos el deber de tomar decisiones políticas", ha asegurado. Estas decisiones pasan por proclamar la república catalana y a partir de ahí abrir un periodo de transición, con vistas a convocar unas elecciones constituyentes en un plazo máximo de seis meses, elaborar una Carta Magna y celebrar un referéndum de ratificación. Puigdemont ha descartado la convocatoria de elecciones a corto plazo. Reconoce que no existe un "botón de la independencia". "No esperamos el reconocimiento automático", ha dicho, y ha recordado el caso de Kosovo. Se trata, ha admitido, de comenzar y arrancar en la búsqueda de ese reconocimiento y ese camino se inicia con la DUI.

Más información

"No estamos aún en resultados definitivos", ha matizado no obstante el dirigente nacionalista, el "Parlamento fijará cuando toma sus decisiones", ha rematado. Aunque no ha descartado retrasar la declaración de la independencia si el Gobierno central se aviniera a sentarse a hablar en los términos planteados por la mediación, que deberían arrancar a su juicio con el reconocimiento por parte del Gobierno de la existencia de un problema político. "Rajoy debería verbalizar si está dispuesto a una mediación, si me llaman, acudiría mañana mismo", ha recalcado. Como símbolo de distensión, del nuevo clima que a su entender debería abrirse entre los dos ejecutivos, el jefe del Ejecutivo catalán ha pedido la retirada de todos los efectivos de la Policía española desplazados a Cataluña para la operación del 1-O. Sobre este extremo, ha anunciado que el Gobierno catalán ha decidido abrir una comisión de investigación sobre la "violación de los derechos humanos" perpetrada desde su punto de vista durante la "brutal" operación policial de ayer. Ha reclamado además que se depuren "responsabilidades" entre mandos y responsables políticos de la "jornada de violencia gratuita más grande que hemos vivido en 40 años".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos