El apoyo al Estatuto es mayoritario por primera vez en el electorado de EH Bildu

El apoyo al Estatuto es mayoritario por primera vez en el electorado de EH Bildu

El 66% de los votantes del PNV dice tener poco o ningún deseo de que Euskadi sea independiente

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Tercera radiografía a la sociedad vasca en apenas una semana. Tras el Sociómetro elaborado por el Gobierno vasco y el Deustobarómetro de la Universidad de Deusto, esta mañana se ha presentado en Bilbao el Euskobarómetro de la UPV, que confirma las tendencias apuntadas por los otros dos estudios.

El informe de la universidad pública vasca asegura que el Estatuto de Gernika vive uno de sus mejores momentos de sus 38 de vida. Si hoy volviera a someterse a votación, como ocurrió en el referéndum de 1979, el 'sí' volvería a ser la opción ganadora, logrando el mismo porcentaje que en aquella consulta, 53% de las papeletas, un apoyo inédito en estas casi cuatro décadas.

De hecho, la opción a favor del Estatuto ha recuperado 23 puntos en los últimos tres años, coincidiendo en el tiempo con la 'aceleración' del proceso soberanista en Cataluña.

Tanto nacionalistas como no nacionalistas mantienen una opinión favorable por el Estatuto –en torno al 50%–, así como entre el electorado de todos los partidos. Es más, por primera vez, entre los vascos que se confiesan votantes de EH Bildu gana el 'sí' a la Carta de Gernika, un 39% por delante del 28%, que cada vez pierde más fuerza.

En general, la gran mayoría de la sociedad vasca está parcial o plenamente satisfecha con el Estatuto de Gernika, justo cuando en el Parlamento vasco los partidos están enfrascados en una ponencia para acometer su reforma. El índice de satisfacción llega al 77%, mientras que sólo el 18% de los ciudadanos se confiesa insatisfecho con el articulado sobre el que se sustenta el autogobierno vasco.

Cuestionados sobre qué alternativas les gustaría aplicar al sistema actual, el 27% de los vascos apuesta por «dejar como está» el Estatuto, el mismo porcentaje que reclama «reformarlo con más autogobierno». Mientras, uno de cada cuatro ciudadanos se conformaría con «completar» el actual texto, transfiriendo desde Madrid las competencias pendientes. Los que se decantan con claridad por una «posición de ruptura soberanista» son, por su parte, sólo el 16%. Esta última opción sólo es mayoritaria entre los votantes de EH Bildu, mientras que entre el resto de partidos son mayoritarias alguna de las otras tres.

Con respecto a su «deseo» de que Euskadi sea independiente, tres de cada diez vascos confiesan que su anhelo es «grande», una cifra estancada en los últimos años, mientras que la mayoría de los vascos, el 59%, asegura tener pocos o ninguno –la opción de 'ninguno' llega hasta el 44%–.

Según el electorado, en el de EH Bildu prevalece con un 84% el deseo de independencia, lo contrario que en el PSE, PP y Ciudadanos, donde nueve de cada diez no se plantean la ruptura con España. En el caso del Elkarrekin Podemos, el 72% dice tener pocos o ningún deseo de que Euskadi sea independiente.

En lo que respecta al PNV, sólo a uno de cada cuatro le gustaría ver la ruptura del País Vasco con España. La mayoría de los jeltzales, hasta un 44%, no tiene ningún deseo de secesión, una preferencia que ha crecido 8 puntos, y el 22% dice tener un «deseo pequeño».

Pero además de sobre sus anhelos por la independencia, los responsables del Euskobarómetro, liderados por el catedrático Francisco Llera, también han preguntado sobre qué votarían los vascos en caso de celebrarse un referéndum secesionista. Según el estudio de la UPV, «el 'no', claramente más movilizado en este momento, alcanza el 47%, tras un avance de 8 puntos en el último año y de 13 en los últimos tres años. El 'sí' se queda en el 30%, 5 puntos menos que en 2014». Aquel año se registró un empate técnico entre ambos opciones, hoy separadas por 17 puntos. Ante la tesitura de tener que elegir una papeleta, el 49% de los votantes del PNV se decantaría por la del ‘no’ y el 24% por la del 'sí'.

Cataluña

Como antes el Sociómetro y el Deustobarómetro, el estudio presentado esta mañana también ha cuestionado a los vascos sobre el 'procés' y el resultado es claro: reparte culpas por igual entre el Gobierno central y el Govern. Ninguno de los actores implicados en esta crisis sale bien parado. Sólo los votantes del PP vasco apoyan la actuación de Rajoy y sólo los de EH Bildu aprueban la de la Generalitat. No obstante, la inmensa mayoría de la sociedad vasca –ocho de cada diez ciudadanos– no da validez al referéndum de autonomía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos