Los presos de ETA aceptan ahora que se les traslade a comunidades próximas a Euskadi

Manifestación celebrada en el mes de enero en Bilbao.
Manifestación celebrada en el mes de enero en Bilbao. / E. C.

El EPPK emite un comunicado en el que da «por bueno» cualquier acercamiento o excarcelación «parcial»

ANTONIO SANTOS

«Daríamos por bueno todo agrupamiento, todo acercamiento, toda excarcelación, aunque el agrupamiento sea parcial, el acercamiento no sea a Euskal Herria o la excarcelación no sea definitiva». El colectivo de presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera) puso ayer, negro sobre blanco, la necesidad de flexibilizar algunos de sus históricos planteamientos para lograr ahora beneficios penitenciarios. Los reclusos de la banda terrorista han exigido durante décadas que se les agrupe en cárceles vascas y acabar así con la dispersión. Ahora, sin embargo, darían «por bueno» cualquier movimiento que alivie su actual situación penitenciaria. Todo ello, sostienen, con el objetivo de «vaciar las cárceles dentro de un proceso dinámico».

El cambio de criterio coincide con los planteamientos que defiende la izquierda abertzale, que desde 2011 ha trasladado a los presos la idea de que una amnistía es imposible y que se debía asumir que la excarcelación de los reclusos se haría «de forma gradual» y en función de un «proceso escalonado». Según los cálculos de dirigentes de la antigua Batasuna, para 2020 sólo deberían quedar en las cárceles alrededor de 150 reclusos de ETA, los de mayores condenas y que, en base al actual Código Penal, tienen que cumplir al menos 30 ó 40 años de reclusión antes de disfrutar de permisos.

Acogerse a la legalidad

El posicionamiento ahora expresado por el EPPK va también en la línea de los planes que el Gobierno vasco ha presentado en relación con los internos de la banda terrorista. Según avanzó este periódico, el lehendakari, Iñigo Urkullu, presentó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un proyecto para que se repartiera a los presos en una decena de centros penitenciarios que no distan más de 250 kilómetros de Euskadi.

El nuevo comunicado del EPPK, del que ‘Gara’ ofreció un avance por la tarde en su página web, llega después de que tres de cada cuatro internos hayan aceptado acogerse a la legalidad española para acceder a permisos penitenciarios y aproximarse a su excarcelación definitiva. En el extracto del texto hecho público ayer, se asegura, por ejemplo, que los internos analizarán con sus abogados las opciones que les ofrecen las leyes y decidirán cuáles son los pasos que deben dar. En este sentido, aseguran que, entre otras medidas, pedirán que los jueces revisen aquellas condenas «basadas en declaraciones obtenidas mediante torturas».

Urkullu ha presentado a Rajoy un plan para situar a los presos en cárceles que no estén a más de 250 kilómetros de Euskadi

El colectivo de reclusos asegura, asimismo, haber elaborado una ‘hoja de ruta’ para facilitar la excarcelación de los internos etarras. Esta guía contempla que cada preso elabore un «dossier jurídico personal» que los abogados estudiarán antes de recomendar la vía jurídica que más le conviene a cada uno. Esas recomendaciones serán analizadas después por la dirección del EPPK.

En el documento también se indica que el colectivo de presos de ETA, que tiene previsto elegir una nueva dirección que se conocerá en octubre, tendrá una vinculación directa con la izquierda abertzale y con las organizaciones que trabajan en favor de la independencia de Euskadi.

Todos estos planteamientos del EPPK chocan, no obstante, con la voluntad del Gobierno de Mariano Rajoy que ha descartado cualquier cambio en la política penitenciaria mientras ETA no se disuelva y pida perdón. Una exigencia que ayer mismo ratificaron tanto el presidente del Ejecutivo como el ministro del Interior en un acto del PP en Bilbao.

Temas

Eta

Fotos

Vídeos