El PNV pide al Gobierno que busque un acuerdo que acepte que Cataluña es un pueblo

Jokin Bildarratz,/EFE
Jokin Bildarratz, / EFE

El senador Jokin Bildarratz afirma que todavía puede desbloquearse el problema con Cataluña si el Gobierno pone «todos sus esfuerzos»

EFEMADRID

El senador del Jokin Bildarratz ha reclamado a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría que «toda la acción de su gobierno vaya dirigida, no a aplicar el 155, sino a la búsqueda de un acuerdo» que evite dicha aplicación, lo que a su juicio no se producirá si el Gobierno no acepta que Cataluña es «un pueblo».

«Les guste o no, Cataluña no es únicamente una comunidad autónoma y Euskadi tampoco, porque son un pueblo, y no aceptar esta realidad es desconocer por dónde puede ir una solución, porque no conocen dónde está el problema», ha argumentado.

Bildarratz, en su intervención este jueves en la comisión del Senado que tramita el 155 ha sostenido que, «mientras hay vida, hay esperanza» y todavía puede desbloquearse el problema con Cataluña si el Gobierno pone «todos sus esfuerzos» en una vía de acuerdo con el president Puigdemont.

«Una privación ilegítima» del derecho al voto

Entretanto, el representante jeltzale ha explicado que su posición es de «contundente negativa» a las medidas del 155. Ha destacado como la más grave el cese del presidente, por considerar que algo así en la «conciencia catalana», igual que un lehendakari, tiene una "serie de intangibles que hace que sea muy importante".

Convencido de que las medidas que propone el Ejecutivo suponen que ha «suspendido la autonomía» de Cataluña «de la primera a la última letra», Bildarratz ha denunciado la falta de competencia del Gobierno para aplicar este tipo de medidas, según su criterio.

Destituir al presidente de la Generalitat y a los consellers «va contra el sentido común y contra lo derechos fundamentales», se ha quejado, ya que suponen «una privación ilegítima» del derecho al voto de los catalanes, que eligieron en las urnas a un parlamento que invistió a un presidente, «les guste o no les guste», ha dicho.

También ha argumentado que con estas medidas se suspende «de facto» la autonomía, «de la primera a la última letra», lo que va en contra del artículo 2 de la Constitución, y significan además una intervención del poder ejecutivo en la función legislativa.

Fotos

Vídeos