La patronal vizcaína considera «peligrosos» los ataques de Rivera al autogobierno

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera./
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

«Es un juego político con unas consecuencias que pueden ser graves», advierte el presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño

IVÁN ORIO

La patronal vizcaína ha alzado su voz para expresar su máxima preocupación por la virulencia de los ataques de Ciudadanos, y en especial de su presidente, Albert Rivera, contra el autogobierno, centrados sobre todo en el Concierto y el Cupo tras el último acuerdo alcanzado por los gobiernos central y vasco. El máximo responsable de la Confederación Empresarial de Bizkaia (Cebek), Iñaki Garcinuño, ha advertido de que si la «deriva radicalizada» del partido naranja se extendiera a otras formaciones, Euskadi debe «mover ficha» para frenarla. Confía en cualquier caso en que se no llegue a un escenario tan complicado.

Garcinuño ha añadido que las manifestaciones de Rivera sobre los «privilegios» del País Vasco respecto a otras comunidades autónomas son «peligrosas» y evidencian que su partido «está jugando a un juego político con unas consecuencias que pueden ser graves». «Que alguien piense que son privilegios –Ciudadanos habla constantemente de «cuponazo»– y que se favorece a los vascos desde el punto de vista económico o fiscal es no conocer, o no querer conocer, la realidad del territorio», ha subrayado en declaraciones a Onda Vasca.

El PNV y los naranjas se han enzarzado en los últimos días en una guerra dialéctica que alcanzó ayer su nivel más elevado con el cuerpo a cuerpo entre Andoni Ortuzar y el propio Rivera. El dirigente peneuvista le comparó con Berlusconi y el líder naranja dijo que, en caso de que su formación tenga la responsabilidad de gobernar, se terminarán los «chanchullos y privilegios». Hoy ha sido el portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, quien ha arremetido contra la «política populista» de C's, que a su juicio no busca un «sistema más ajustado» en su propuesta de reforma electoral, sino para «sacar de las combinaciones políticas a los nacionalistas y el PNV».

A pesar del «postureo diario» de Ciudadanos, la formación de Ortuzar no tiene «inconveniente» en hablar y negociar con ellos porque el PNV «es una roca», pero ha incidido en RNE en que le inquieta «como país, en general, como España o el Estado» el hecho de que haya «determinados mensajes incendiarios que animan a la confrontación y al 'a por ellos' como solución a las cosas». «Es una política populista y, detrás de él (en alusión a Rivera), no hay una organización como tal. Tampoco veo una ideología fijada, le veo dar bandazos y estar pendiente de los medios y las encuestas», ha agregado.

EH Bildu también ha aludido a los permanentes reproches de Ciudadanos al autogobierno y su coordinador general, Arnaldo Otegi, ha expresado su convencimiento de que «los poderes fácticos del Estado» han realizado «una apuesta» por que Rivera sea «el que dé el ‘sorpasso’ al PP». En su opinión, el Estado ha sacado la conclusión de que en el 78 fue «muy generoso con los distintos pueblos, con los nacionalistas», y que ha llegado el momento de «rebajar lo que fue dado». «Nuestro autogobierno, el que tenemos actualmente está en peligro», ha afirmado en ETB1.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos