Los partidos vascos certifican su lejanía para consensuar un nuevo Estatuto

Los representates políticos, antes del debate celebrado en el campus de Leioa/JORDI ALEMANY
Los representates políticos, antes del debate celebrado en el campus de Leioa / JORDI ALEMANY

La inclusión del derecho a decidir resurge como el principal obstáculo para un acuerdo transversal

DAVID GUADILLA

Los partidos vascos escenificaron este miércoles las diferencias que les separan a la hora de abordar la reforma del Estatuto. No lo hicieron en el Parlamento, como es habitual, sino ante varias decenas de universitarios en un debate celebrado en el campus de Leioa. La defensa del derecho a decidir del PNV y EH Bildu contrastó con las apelaciones al marco legal realizadas por el PSE y el PP. Podemos insistió en la necesidad de buscar salidas alternativas.

El debate llegaba 48 horas del producido el lunes en la ponencia de Autogobierno. El encuentro del lunes en el Parlamento sirvió para certificar los problemas que hay para que los partidos puedan seguir avanzando sin que se rompa el consenso. PNV y EH Bildu, en especial la coalición soberanista, insisten en situar el derecho a decidir en el centro de la discusión. Y como el PSE y el PP no lo aceptan, por ahora los grupos parlamentarios han optado por darse tiempo.

Unas diferencias que volvieron a florecer en el campus de la UPV en Leioa, en un encuentro organizado por los consejos de la Juventud de Euskadi y el de Estudiantes de la UPV. Sentados en la misma mesa, Joseba Egibar (PNV), Rebeka Ubera (EH Bildu), Lander Martínez (Podemos), José Antonio Pastor (PSE) y Antón Damborenea (PP).

El representante jeltzale subrayó la necesidad de que en el futuro texto autonómico se reconozca a Euskadi como sujeto político y consideró que la aceptación del País Vasco como nación convierte en «inherente» su derecho a decidir. Una postura que no cuenta con el beneplácito del PSE, su socio de gobierno. Unas diferencias que sitúan la ponencia parlamentaria en una situación complicada. Pastor apeló a acuerdos «inclusivos» para impedir «fracturas sociales» como la que vive en Cataluña.

El resto de partidos mantuvo también posturas conocidas. En un debate que se prolongó dos horas y media, Ubera defendió la capacidad de decisión de los vascos, Martínez la vía canadiense con una doble negociación y Damborenea la necesidad de actualizar el Estatuto sin entrar en aventuras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos