El Parlamento vasco apoya el 'procés' pero rechaza reconocer la república catalana

El Parlamento vasco apoya el 'procés' pero rechaza reconocer la república catalana
IGOR AIZPURU

EH Bildu ve rechazada su moción de respaldo a la independencia de Cataluña pero respalda una más contenida del PNV que «acompaña» el proceso constituyente

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

El Parlamento vasco le ha dado la espalda esta mañana a EH Bildu y su petición para que se reconozca la república catalana, pero se ha convertido en la primera Cámara autonómica que muestra su disposición a «acompañar» el proceso constituyente de Cataluña. Lo ha hecho a través de una moción del PNV que ha secundado EH Bildu y en la que también se carga con dureza contra el Gobierno central y la aplicación del artículo 155 de la Constitución para la intervención del Govern. «Amputan la representación institucional y el autogobierno», señala el documento. Elkarrekin Podemos se ha abstenido y PSE y PP han votado en contra.

La situación de Cataluña ha abierto el pleno ordinario que celebra la Cámara vasca durante la jornada de hoy. Ha sido EH Bildu quien ha querido abordar la cuestión en busca de que el Parlamento reconociera a la república catalana como un estado independiente. La coalición no ha tenido éxito porque ningún otro grupo ha secundado su propuesta así que ha decidido adherirse en el último momento a la alternativa presentada por el PNV, simbólica pero menos ambiciosa y mucho más comedida en su enunciado, para conseguir lanzar el guiño al desafío rupturista que lleva buscando desde el 27 de octubre. «Cataluña y Euskadi lograrán lo que buscan más pronto que tarde, aunque aún pasarán años hasta que podamos celebrarlo con fuegos artificiales», ha augurado la soberanista Maddalen Iriarte.

Más información

Con la crisis catalana en plena fase de enfriamiento el resto de partidos no han pasado por alto la «obsesión» de EH Bildu por vincular a las instituciones vascas con el 'procés' catalán, y así han coincidido en reprocharlo el socialista José Antonio Pastor -«este es un debate fantasmal sobre algo que no existe»- y el portavoz de Podemos Lander Martínez. «Quieren pescar en río revuelto», ha lamentado. Los independentistas ya intentaron a comienzos de semana que las Juntas Generales de Gipuzkoa aplaudieran la república catalana, pero retiraron la propuesta al constatar que no iban a lograr el apoyo del resto de fuerzas.

Hoy en el Parlamento se habían presentado hasta tres alternativas a la propuesta de EH Bildu para aplaudir la DUI auspiciada por el Govern. La del PSE reclamaba la recuperación de la normalidad democrática llamando a todas las fuerzas catalanas a participar en las elecciones del 21-D y la de Elkarrekin Podemos reclamaba un referéndum legal y pactado porque «con lo ocurrido el 1-O no se puede declarar nada».

Ninguna tenía opciones de salir adelante, y tampoco la del PNV - «la voy a leer públicamente ya que no la van a apoyar», ha dicho el jeltzale Joseba Egibar en su turno de réplica-, hasta que EH Bildu ha dado un giro de timón para amoldarse a una propuesta más laxa pero que ha vuelto a dejar en evidencia las diferentes corrientes existentes en el partido nacionalista sobre la independencia. «Como no se puede hablar de igual a igual con el Estado español dentro de la legislación actual sentarnos con ellos es aceptar de facto su superioridad, y Cataluña lo que ha hecho ha sido buscar una alternativa», ha asegurado Egibar. Escuchaba con atención el lehendakari Urkullu, fiel defensor del diálogo con el Gobierno central dentro del marco jurídico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos