El Papa advierte de que las lógicas nacionales «frustran el sueño» de Europa

Jorge Mario Bergoglio no se refirió directamente a lo sucedido en Cataluña. /EFE
Jorge Mario Bergoglio no se refirió directamente a lo sucedido en Cataluña. / EFE

Francisco les dejó un mensaje a los cristianos, invitándoles a dar «alma a Europa»

DARIO MENOR

Había una enorme expectación en Roma por escuchar lo que iba decir ayer el Papa Francisco durante una conferencia sobre el futuro de Europa un día después de que el Parlament declarara la independencia de Cataluña. Jorge Mario Bergoglio no se refirió directamente a lo sucedido en nuestro país, pero en su análisis sobre los problemas del Viejo Continente no faltó una advertencia sobre el peligro que suponen tanto el populismo como las «lógicas nacionales».

Del primero criticó que haga de la protesta «el corazón de su mensaje sin ofrecer un proyecto político como alternativa constructiva», mientras que de las segundas dijo que podían «frustrar los sueños valientes de los fundadores de Europa». No faltó una llamada del Pontífice a favor del diálogo verdadero que vaya más allá de las exigencias de cada uno. «Es una responsabilidad fundamental de la política y, lamentablemente, se nota demasiado a menudo cómo esta se transforma más bien en un lugar de choque entre fuerzas opuestas. Los gritos de las reivindicaciones sustituyen a la voz del diálogo (...). Quien se atrinchera detrás de sus posiciones, termina por sucumbir», aseguró el papa, para quien este no es «el tiempo de construir trincheras».

Francisco les dejó un mensaje a los cristianos, invitándoles a dar «alma a Europa» y a «despertar la conciencia» para promover procesos que generen «nuevos dinamismos en la sociedad».

Fotos

Vídeos