Las instituciones vascas firman un gran acuerdo para aumentar la natalidad

Landa, Olano, Urkullu, Rementeria y González han firmado el pacto esta mañana, en Vitoria. /Mikel Arrazola
Landa, Olano, Urkullu, Rementeria y González han firmado el pacto esta mañana, en Vitoria. / Mikel Arrazola

El Pacto por la Familia se estrena con una inyección de cinco millones anuales para aumentar de dos a tres años las ayudas por el segundo hijo

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

En Euskadi nacen cada año unos 18.000 niños. La edad media de las madres es de 33,4 años y la tasa de natalidad ha caído al 1,39 cada vez más lejos de los 2,1 hijos por mujer necerarios para garantizar el reemplazo generacional. Las ayudas y medidas fiscales no son suficientes para hacer frente a un reto demográfico que preocupa todas las instituciones. Y además no todos los niños y jóvenes tienen las mismas oportunidades. El desarrollo de nuevas políticas positivas por la familia y la infancia es lo que ha llevado al Gobierno vasco, las diputaciones y los ayuntamientos a firmar un gran pacto que se estrena con una inyección de cinco millones de euros más al año para aumentar de dos a tres años las ayudas por el segundo hijo.

Es la única medida tangible que recoge un plan presentado este jueves por el lehendakari Íñigo Urkullu y que firmaron junto a él los tres diputados generales y el presidente de Eudel, Imanol Landa, y que ratifica el acuerdo aprobado el pasado 20 de diciembre por el Consejo Vasco de Familia. Las instituciones se dan de plazo este «primer trimestre» para tener aprobadas nuevas acciones concretas, compromisos y presupuestos que formarán parte del IV Plan de Apoyo a la Familias.

«Hoja de ruta»

Según ha detallado el lehendakari, las diferentes medidas han de diseñarse de acuerdo con un decálogo de compromisos incluidos en el texto del pacto. Es una «hoja de ruta» diseñada gracias al «auzolana» de las administraciones públicas y las entidades sociales que trabajan en el ámbito de la familia y que son las que han ayudado a realizar un diagnóstico de la situación actual.

«Persisten los obstáculos que dificultan que las personas puedan iniciar su proyecto familias y tener el número de hijos e hijas deseado, esto es, las bajas tasas de natalidad», ha resumido Urkullu.

El decálogo recoge entre otros retos el de prevenir la pobreza infantil, repetar la diversidad familias, facilitar la conciliación, favorecer la emancipación juvenil, favorecer la parentalidad positiva, el acceso universal de los niños a servicios de calidad así como a los recurosos y equipamientos socieoeducativos o implicar a sindicatos y empresarios en estas materias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos