PNV y PSE aceptan bajar el impuesto a las empresas al 24%

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y la líder del PSE, Idoia Mendia, en un reciente acto de homenaje a las víctimas. /Ignacio Pérez
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y la líder del PSE, Idoia Mendia, en un reciente acto de homenaje a las víctimas. / Ignacio Pérez

El acuerdo, forzado por el PP, endurece el acceso a las deducciones para garantizar el mismo nivel de recaudación

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

PNV y PSE han decidido retocar la reforma fiscal que los dos socios de gobierno pactaron hace tres semanas en un intento de atraerse al PP y asegurar, no solo el nuevo tributo para las empresas, sino garantizarse también una rápida aprobación de los Presupuestos vascos para 2018. Los partidos que lideran Andoni Ortuzar e Idoia Mendia acordaron a última hora de ayer rebajar el Impuesto de Sociedades al 24%, cuatro puntos más que el ahora en vigor y uno por debajo del que rige en el resto de España. Además, para las medianas y microempresas se propone reducirlo del 24% al 20% de forma progresiva en los dos próximos años.

El cambio de rumbo se ha materializado de forma vertiginosa en los últimos días después de que los socialistas anunciaran el lunes que estaban dispuestos a modificar sus líneas rojas sobre la reforma fiscal para asegurar que el Gobierno vasco, que el próximo domingo cumple su primer aniversario, se aseguraba unos Presupuestos para el próximo año de la mano de los populares de Alfonso Alonso. «El PSE está dispuesto a remangarse para hacer posible el acuerdo y hacer todos los esfuerzos que sean necesarios», aseguró el pasado lunes la secretaria general del PSE en un desayuno informativo celebrado en Bilbao y en el que le acompañaba el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Apenas tres días después, esa disposición a negociar se ha materializado en un nuevo acuerdo que, sobre el papel, parece que podría ser del agrado del PP vasco. De hecho, fuentes del Ejecutivo autónomo confían en que la reforma fiscal se pueda cerrar con los populares en las próximas horas y no se descarta tampoco que en unos días los tres partidos den luz verde a las Cuentas de 2018. La nueva posición que PNV y PSE mantienen sobre el Impuesto de Sociedades supone una modificación notable frente a lo que los dos socios en el Gabinete de Urkullu habían acordado hace apenas tres semanas. En aquel documento se contemplaba una reducción del 28% al 25% de forma progresiva y en 3 años.

Más información

Todo ello con el objetivo de ganarse al PP, la única formación que garantizaría los Presupuestos para el próximo año. Los populares habían planteado reducir este tributo del 28 al 25% y dejar el de las pequeñas y medianas empresas en el 23%. Además, proponían crear uno nuevo del 19% para aquellas compañías con menos de 10 empleados. El Ejecutivo autónomo justifica el que se baje ahora un punto más el tipo general y se deje en el 14% con el argumento de que se especula con que el Ministerio de Hacienda podría hacer un guiño a las empresas y situar su tipo general en el 24% dentro de unos meses.

Fuentes del PSE han advertido en los últimos días que bajar aún más de lo previsto inicialmente el Impuesto de Sociedades no tendría por qué suponer una pérdida de la recaudación. Por eso, según ha podido saber este periódico, a cambio de la rebaja de los tipos jeltzales y socialistas han pactado también poner tres límites a las deducciones de las que ahora se benefician las compañías. Por ejemplo, se reducen las bases imponibles negativas (lo que se deducen por pérdidas) que pasará del 80 al 70% para grandes firmas y del 60 al 50% en medianas y microempresas. Además, se limitan al 70% las deducciones por inversiones en I+D+i para las grandes empresas. Y por último, aumentan los tipos mínimos (el dinero que siempre tendrán que pagar como mínimo aplicadas todas las deducciones), una modificación que se llevará a cabo en dos años. Así, para las grandes compañías será del 15% en el primer año y el 17% en el segundo; mientras que para medianas y pequeñas irá del 13% en el primero al 15% en el segundo. Con estos cambios los socialistas confían en que la recaudación no se vaya a ver afectada, sino que, incluso, sostienen, pudiera aumentar.

Como publica EL CORREO en su edición de este jueves, el PNV estaba presionando al PSE en los últimos días para lograr bajar el Impuesto de Sociedades al 24% a cambio de limitar las deducciones y que los socialistas de Idoia Mendia pudieran explicar a sus bases el cambio de criterio después de que sindicatos como ELA y LAB hubieran cargado contra el PSE por haber aceptado modificar apenas tres semanas después una posición que en principio, los socialistas decían que era «inamovible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos