Osakidetza acusa a los sindicatos de la Ertzaintza de «menospreciar» a los médicos con sus amenazas de coger bajas

Protesta de agentes desarrollada ayer ante el Parlamento vasco./Blanca Castillo
Protesta de agentes desarrollada ayer ante el Parlamento vasco. / Blanca Castillo

En un comunicado, el Departamento de Salud considera que «banalizan» el derecho a incapacidad temporal de los trabajadores mientras el Colegio de Médicos sostiene que incurrirían en un «fraude social»

ELCORREO.COM

El Departamento de Salud del Gobierno vasco y Osakidetza ha censurado a los sindicatos de la Ertzaintza que su «amenaza colectiva de coger bajas» supone «banalizar» el derecho a incapacidad temporal de los trabajadores y «menospreciar la profesionalidad» de los médicos. En un comunicado, han hecho público un comunicado tras la «amenaza colectiva» realizada por las centrales policiales en el marco de una campaña reivindicativa en la semana del 12 al 19 de marzo.

En concreto, fue el secretario general de ErNE, Roberto Seijo quien, en la concentración de ertzainas convocada este jueves frente al Parlamento vasco por este sindicato, ELA y SIPE, amenazó con una campaña para animar a los agentes a coger la baja médica durante la semana del 12 al 19 de marzo. «Estas declaraciones demuestran un absoluto menosprecio respecto de la profesionalidad de los médicos de Osakidetza», han denunciado.

Asimismo, han recordado a los representantes sindicales de la Ertzaintza que defendieron esa medida que «una baja médica no se coge según el criterio cada persona». Según han subrayado, las bajas se prescriben por los médicos «desde criterios objetivos de pérdida de la salud que impidan el desempeño laboral y sea necesario para el restablecimiento del proceso patológico de cada paciente».

En este sentido, han criticado que «banalizar el derecho a la incapacidad temporal» de los trabajadores y «menospreciar la profesionalidad» de los facultativos de Osakidetza y de los médicos de la inspección médica del Departamento de Salud es, «además de lamentable, una falta de respeto absoluto al sistema sanitario de Euskadi y a sus profesionales».

Colegio de Médicos: «Sería un fraude social»

En este sentido también el Colegio de Médicos de Bizkaia ha recordado al sindicato ErNE que las bajas «no se cogen», sino que «se dan» y que no colaborará con «estrategias reivindicativas» de un colectivo. Además, ha recordado que «prescribir una baja cuando no es necesaria es un fraude social».

«Quien prescribe las bajas es el médico siempre que formen parte del proceso terapéutico basado en un criterio clínico y/o ante la incapacidad física o psíquica del paciente para desarrollar su trabajo habitual», ha añadido. Según ha indicado, los médicos se deben remitir a la «lex artis» y, «en ningún caso, hacer el juego y colaborar con una estrategia reivindicativa en el ámbito laboral de un colectivo, cualquiera que sea».

El Colegio de Médicos ha asegurado que, si un colectivo considera que tiene un problema de seguridad o salud laboral, «lo apropiado sería que se canalizara por la vía de la prevención de riesgos laborales y de salud laboral». «Que toda la sociedad debe recordar que prescribir una baja cuando no es necesaria es un fraude social», han insistido.

ELA se desvincula de las bajas y los insultos

Por su parte, ELA-Ertzaintza ha precisado que no comparte el «modelo de protesta» por los recortes laborales en este cuerpo policial basado en la petición de bajas médicas masivas ni en el insulto a los representantes de la ciudadanía. El sindicato asegura que estas declaraciones vertidas por el portavoz de ErNE «no estaban acordadas previamente» con ellos, además de no compartirlas «ni por las formas, ni por las consecuencias en el servicio, ni por las derivadas que tendría en el resto de la plantilla».

Tampoco fue acordado con ELA, según este sindicato, el tipo de protesta en el que se hizo necesario establecer un cordón policial y «se increpó e insultó a representantes políticos elegidos legítimamente por la ciudadanía». Entre los insultos, ELA cita expresamente los dirigidos a la parlamentaria de EH Bildu, Jone Goirizelaia, «por el mero hecho de ser la abogada de la familia de Iñigo Cabacas», joven fallecido por el impacto de una pelota de goma de la Ertzaintza. «Esa increpación supone una humillación respecto a la familia de una persona que resultó muerta como consecuencia de una acción policial», se precisa en la nota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos