Ortuzar dice que seguirá negociando con el PP «aquí y en Madrid» y pide a Bildu que aparque sus «ideas de bombero»

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar (c) tapa con su paraguas a un txistulari después de salir de la misa de homenaje a Sabino Arana por el 114 aniversario de su fallecimiento . Detrás de ellos, el lehendakari Iñigo Urkullu./Javier Zorrilla. EFE
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar (c) tapa con su paraguas a un txistulari después de salir de la misa de homenaje a Sabino Arana por el 114 aniversario de su fallecimiento . Detrás de ellos, el lehendakari Iñigo Urkullu. / Javier Zorrilla. EFE

El líder del PNV dice durante en un homenaje a Sabino Arana que la oferta de los independentistas para crear una nueva mayoría «llega tarde y no es creible»

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

El presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB), Andoni Ortuzar, ha asegurado esta mañana que el PNV seguirá negociando con el PP «aquí y en Madrid» tras la aprobación de las nuevas leyes del Concierto y el Cupo en el Congreso y el inminente pacto que rubricarán para sacar adelante los Presupuestos vascos y la reforma fiscal. «La bilateralidad (con el Estado) es posible y deseable, ¿hay mayores ejemplos que esos?», se ha preguntado durante un acto en el que también ha abierto la puerta a buscar consensos con EH Bildu si la coalición aparca «sus ideas de bombero».

Ortuzar ha rubricado el acto con el que el PNV ha conmemorado hoy en Sukarrieta el 114 aniversario de la muerte de Sabino Arana. Una ofrenda floral en el cementerio local, en el que están enterrados los restos del fundador del Partido Nacionalista, y una misa en la que han participado la mayoría de dirigentes jeltzales. Junto a Ortuzar y el lehendakari Iñigo Urkullu han acudido a la pequeña localidad buena parte de los consejeros peneuvistas del Gobierno vasco, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, todos los integrantes del EBB, el portavoz del partido en el Congreso, Aitor Esteban, los líderes en Bizkaia y Álava, Itxaso Atutxa y José Ramón Suso, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto...

Junto a ellos un centenar de simpatizantes han seguido bajo un importante aguacero las palabras de Ortuzar, que ha dado prácticamente por hechas la reforma fiscal que PNV y PSE ultiman estos días con el PP -«mejorará la recaudación», ha garantizado- y las Cuentas autonómicas. «Hablamos con quien ha manifestado y demostrado una voluntad real de querer acordar», ha asegurado el presidente jeltzale tras subrayar la necesidad de que las instituciones vascas se gestionen desde la estabilidad. Un mensaje dirigido a EH Bildu, que había reclamado a los nacionalistas que rompieran sus vínculos con las fuerzas constitucionalistas para negociar. «Piden pero luego son incapaces de negociar, o asumes lo suyo o nada», ha reprochado Ortuzar tras tildar como «ridícula» la abstención de los independentistas en la votación sobre el Cupo el pasado jueves en Madrid. «Tienen ‘PNVitis’», ha lanzado.

Disposición 'total'

El mensaje del líder del PNV a EH Bildu ha sido de mayor calado porque Ortuzar ha asegurado «tomar nota» del ofrecimiento que los independentistas hicieron el pasado viernes, cuando su coordinador general, Arnaldo Otegi, sugirió la creación de un nuevo eje político en Euskadi a través de un pacto de ambas formaciones y Elkarrekin Podemos. Ortuzar ha rechazado «vuelcos institucionales» en plena legislatura y cree que la propuesta «llega tarde y es poco creíble», pero ha abierto la puerta a pactos en un futuro cercano, en el que los partidos deben trenzar amplias mayorías en el Parlamento para, por ejemplo, impulsar la ponencia de Autogobierno, la reforma de EiTB o políticas activas contra el bajón demográfico. «Si quieren acordar, nuestra disposición es total», ha dicho Ortuzar.

El presidente del PNV también ha aludido a la crisis política generada en Cataluña, para la que ha reclamado una salida negociada tras advertir que las aspiraciones secesionistas del territorio, y también del País Vasco, «no son modas pasajeras». Como ya hiciera el lehendakari, Ortuzar ha apelado a la bilateralidad y a que se ponga fin a la judicialización de la política. Un proceso cuyo primer guiño, ha exigido,debería ser la excarcelación de los miembros del Govern y las plataformas independentistas encarcelados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos