El ministro de Interior mantendrá la política penitenciaria pese a las peticiones del Gobierno vasco

Juan Ignacio Zoido.
Juan Ignacio Zoido. / EFE

Juan Ignacio Zoido asegura que el Ejecutivo central «no va a variar un ápice» su estrategia hacia los presos. «ETA tiene que disolverse, entregar las armas -no el paripé que hicieron-, pedir perdón, arrepentirse y pagar la deuda con las víctimas», recalca

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

Un día después de que el Gobierno vasco solicitase al Ejecutivo de Mariano Rajoy un cambio en la política penitenciaria y lo considerase una decisión «impostergable», el Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha respondido con una negativa y ha asegurado que no habrá ningún cambio en el tratamiento a los presos de la banda. Zoido ha vuelto a esgrimir el discurso de la firmeza y ha asegurado que lo que tiene que hacer la organización terrorista es «disolverse, entregar todas las armas -y no el paripé que hicieron-, pedir perdón, arrepentirse y pagar la deuda que tiene con las víctimas». La intención del Gabinete de Rajoy, ha recalcado el ministro, es mantener la política con respecto a los presos de la banda ya que «no vulnera ningún derecho de ningún recluso» y colocar a las víctimas del terrorismo como el «norte y el sur» de la estrategia que guía al Ejecutivo.

Estas declaraciones del máximo responsable de Interior se producen dos días después de que se hiciera público el resultado de un debate llevado a cabo por los presos de la banda según el cual, el 73% de los internos está dispuesto a acogerse a beneficios penitenciarios para salir de la cárcel. Hasta ahora, esta medida había sido prohibida por la propia organización a sus militantes pero el convencimiento de que el Gobierno central no iba a variar su postura y el hastío de los presos tras la falta de avances en su situación seis años después de que ETA hubiera renunciado a la violencia obligó a la izquierda abertzale y a la banda a modificar su postura para aliviar la situación de los encarcelados y sus familias.

Al conocer el resultado de la discusión de los reclusos, el secretario de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Ejecutivo vasco, Jonan Fernández, calificó de «impostergable» la necesidad de modificar la política penitencia y reiteró que es necesario llevar a cabo un acercamiento de los presos a prisiones cercanas a Euskadi, preparado con un diálogo entre Madrid y Vitoria. En las cárceles, por su parte, se han marcado los límites de este debate con la intervención del responsable de Sortu para los presos, José Antonio López Ruiz 'Kubati' -quien paradójicamente asesinó a 'Yoyes' en 1986 por acogerse a medidas de reinserción-. 'Kubati' reiteró ayer que los etarras mantienen las «líneas rojas» de «no arrepentimiento y no delación».

«No hay tregua»

En ese ambiente, el Ministro de Interior ha mantenido el discurso ortodoxo del Gobierno del PP, sin mostrar ninguna desviación sobre el argumentario oficial. Según su lectura, los reclusos de la banda «no tienen ni más favores ni menos» que el resto de internos y reciben «el mismo tratamiento» que el resto de internos. El miembro del Gobierno, en una entrevista a la agencia 'EFE', ha añadido que no hay ningún preso por razones políticas sino que están encarcelados por «asesinato, por coacciones o por haber intimidado o amenazado».

«Que sepa toda la sociedad y, por supuesto las víctimas del terrorismo, que el Gobierno no va a variar un ápice la política antiterrorista» y que hasta que ETA no se disuelva, «no hay tregua con ningún terrorista», ha remachado Zoido. El máximo responsable de las fuerzas de seguridad se ha referido también a los sectores de la izquierda abertzale y de los propios presos que se están manifestando en contra de los nuevos pasos de Sortu pero ha asegurado que, pese a esas escisiones, la intención del Ejecutivo es «mantener una política penitenciaria rigurosa».

Al explicar las motivaciones de esta firmeza, Zoido ha situado en el centro a las víctimas de la banda terrorista. «Lo que no se puede hacer ahora es olvidarse de ellas». «Las víctimas son el norte y el sur de todo lo que tiene que ser el eje de la polítca antiterrorista, tanto para el PP como para el Gobierno de Mariano Rajoy», ha explicado.

Fotos

Vídeos