Miles de personas celebran la declaración de independencia frente al Parlament

Tras el anuncio, los independentistas han brindado y cantado dando la bienvenida a la república catalana. También se han producido concentraciones españolistas

MELCHOR SÁIZ-PARDOBarcelona

La fiesta de los independentistas se ha traslado este viernes desde las inmediaciones del Parlament a la Plaza de Sant Jaume, sede de la Generalitat. Una hora después de la proclamación de la república, los miles de congregados en el Parc de la Ciutadella se htan dirigido en su mayoría a la plaza donde se ubica el Gobierno autonómico para exigir, a voces, la retirada de la bandera española de la fachada.

Ha sido la Asamblea Nacional Catalana (ANC) la que ha convocado en Sant Jaume a la ciudadanía, que espera la aparición de Carles Puigdemont en el balcón del palacio de la Generalitat.

Las celebraciones en Sant Jaume han sido la continuación de las que han tenido lugar durante la mañana en las cercanías del Parlamento de Cataluña a la espera de que la cámara aprobara e la declaración del “nacimiento de la República Catalana”, que finalmente se produjo finalmente pasadas las 15:30 horas.. Las inmediaciones del Parc de la Ciutadella, donde se ubica el ‘Parlament’, estuvieron repletas de manifestantes, que no pudieron acercarse a la sede del parlamento, totalmente blindada por un impresionante dispositivo de los Mossos d’Esquadra, completado desde el cielo por varios helicópteros de las fuerzas de seguridad del Estado.

Aunque el debate no comenzó hasta las doce, desde horas antes los manifestantes llenaron el Paseo de Picasso y el Paseo Pujades, convocados por Crida per la Democracia, la plataforma ciudadana que ha estado detrás de todas las grandes movilizaciones de los últimos meses. Al llamamiento de este colectivo se han unido el resto de organizaciones y partidos independentistas, desde ANC a Omnium, pasando por Arran, la CUP, ERC o los ahora denominados comités de defensa de la República, antes del referéndum.

Gritos constantes de “independencia” o “Madrid, escucha esta es nuestra lucha” se mezclaron, en un ambiente festivo, con las letras de ‘Els segadors’. Esteladas por doquier y aplausos continuos a los alcaldes independentistas, también convocados a esta “jornada histórica”, que aparecen en las inmediaciones con sus bastones de mando

La concentración, desde luego, no pareció espontánea. Más bien, todo lo contrario. Los congregados, a través de una potente megafonía que sintoniza con Catalunya Radio, estuvieron siguiendo los acontecimientos en directos, tanto los de Barcelona como los de Madrid. No han faltado los abucheos a Mariano Rajoy en directo desde el Senado.

Los congregados aguardan una jornada larga con la esperanza de que no se repita el “intento fallido” de declaración de DUI del pasado 10 de octubre, cuando, en una jornada que aparecía tan trascendental como la de hoy, Carles Puigdemont dejó en suspenso la aplicación de los resultados del referéndum ilegalizado del 1-0.

Aunque hubo carteles contra la aplicación del 155 y alguno otro reclamando la liberación de los ‘Jordis’, lo cierto es que la jornada, más que reivindicativa, es festiva a la espera de acontecimientos.

Por otra parte, unas 1.000 personas con banderas españolas se han manifestado contra la independencia de Cataluña por la Diagonal de Barcelona, donde se ha cortado el tráfico, y se dirigen a la plaza Francesc Macià, han informado fuentes de la Guardia Urbana.

La manifestación se ha iniciado espontáneamente tras una concentración de jóvenes que rechazan la independencia en la plaza Artós hacia las 18:00 horas.

Allí se han concentrado dos centenares de personas que han iniciado una marcha por la Vía Augusta, a la que se han ido sumando personas hasta llegar al millar y que se han dirigido hacia la plaza España.

Los manifestantes contrarios a la independencia de Cataluña se han disuelto tras llegar ante la sede de la Delegación del Gobierno, donde han saludado a algunos de los agentes de la Policía Nacional que había en el lugar.

Fotos

Vídeos