La Mesa del Senado estudiará por qué el asistente de una senadora en silla de ruedas votó en su lugar

Vista del Senado./Efe
Vista del Senado. / Efe

El voto de los parlamentarios es personal y tampoco nadie que no sea senador puede permanecer en el hemiciclo en el momento de las votaciones

EUROPA PRESSMadrid

La Mesa del Senado revisará en su reunión del próximo martes por qué el asistente de una senadora en silla de ruedas votó en el Pleno de este miércoles en lugar de la parlamentaria, de Unidos Podemos, que no llegó a tiempo al hemiciclo.

Fuentes parlamentarias han explicado que la Mesa estudiará el caso, ocurrido en la sesión de ayer en la votación de una moción sobre criptomonedas en la que participó la senadora de Unidos Podemos Virginia Felipe, con movilidad reducida, pero sin que fuera ella quien emitió el voto, sino uno de sus dos asistentes.

El voto de los parlamentarios es personal y tampoco nadie que no sea senador puede permanecer en el hemiciclo en el momento de las votaciones: la Mesa da un tiempo para acudir al escaño y cierra después las puertas del Salón de Plenos, que no se vuelven a abrir hasta que concluye la votación.

Quienes presenciaron lo que ocurrió este miércoles han explicado a Europa Press que la senadora no llegó al escaño y ni siquiera entró en el hemiciclo cuando el presidente de la Cámara, Pío García-Escudero, ordenó que se cerraran las puertas. Se votaba una moción del PP, con mayoría absoluta en la Cámara, por lo que la iniciativa iba a salir adelante de todas maneras.

Un sistema de votación adaptado

Acudió sin embargo al escaño uno de los asistentes de la parlamentaria, que tiene dos personas siempre a su lado para ayudarla en todo lo que tenga que hacer y que la acompañan también cuando está trabajando dentro del hemiciclo. Es decir, permanecen junto a Virginia Felipe cuando vota, pero es ella la que aprieta el botón mediante un sistema adaptado a su discapacidad que ha instalado el Senado en su escaño.

Varios senadores de su alrededor observaron la escena y algunos le comentaron al ayudante que aquello no se podía hacer, pese a lo cual él votó y así quedó registrado en el panel electrónico. García-Escudero anunció el resultado de la votación y dio paso al siguiente asunto del orden del día; cuando se abrieron las puertas, Virginia Felipe ocupó su lugar en el Pleno.

Desde Unidos Podemos se ha confirmado que el hecho se produjo pero no se han dado de momento más explicaciones; se desconoce si fue el asistente quien tomó la iniciativa de votar o lo hizo por orden de la senadora, en vista de que no llegaba al hemiciclo.

Desde el Grupo Popular, mayoritario en la Cámara, se está a la espera de lo que diga la Mesa aunque subrayan que se trata de un hecho muy grave y que se podría haber cometido un delito por usurpación de la personalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos