Mendia insiste en apelar al «diálogo y la sensatez» en Cataluña para evitar «el suicidio en directo de un país»

Idoia Mendia, en el homenaje a Ramón Rubial./Borja Agudo
Idoia Mendia, en el homenaje a Ramón Rubial. / Borja Agudo

La líder del PSE asegura que «los socialistas no vamos a tirar la toalla hasta que la política se imponga sobre la legalidad»

KOLDO DOMÍNGUEZ

Tal y día como hoy nació hace 111 años Ramón Rubial, el histórico líder de los socialistas vascos y primer lehendakari de la democracia. Esta mañana, la fundación que lleva su nombre y el PSE le han rendido homenaje en la Puerta de los Honorables, la escultura que le recuerda junto al Guggenheim. «Actos como este nos sirven para recordar lo que hicieron nuestros mayores en el pasado y sacar lecciones válidas para el presente», ha asegurado Idoia Mendia, que junto a varias decenas de invitados, ha depositado rosas rosas ante la figura de Rubial.

Ese presente es Cataluña y la grave crisis institucional abierta entre el Gobierno central y el Govern. Mendia, con gesto serio, ha lamentado la actitud «irresponsable» de los dirigentes que este jueves echaron por tierra las últimas opciones de encontrar una salida pactada a la actual situación. «No están a la altura que exige este tiempo. Ellos tienen la culpa de la deslegitimación de las instituciones, de la fractura social, de los destrozos en la convivencia ciudadana», ha apuntado.

Pese a que en pocas horas la declaración de independencia de Cataluña y la activación del artículo 155 pueden se una peligrosa realidad, la líder socialista ha insistido que su partido «no se cansará de llamar al diálogo y apelar a la sensatez». Sin citarlo, Mendia se ha referido a la labor de mediación que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha llevado a cabo en las últimas jornadas. Ese trabajo no obtuvo los resultados esperados y la secretaria general del PSE ha reconocido su «decepción» por ello.

Pero aun así, Mendia no pierde la esperanza y ha advertido que el PSOE «no va a cejar» en su empeño de «sentar a todos en una mesa hasta encontrar una solución». «No vamos a tirar la toalla, no nos vamos a resignar. Vamos a trabajar, hasta que se nos agoten las fuerzas, para que la política y el sentido común se impongan, de una vez, sobre la ilegalidad», ha señalado.

Ciudadanos contra ciudadanos

Mendia ha apelado a Rubial y los pactos que él y otros líderes coetáneos lograron alcanzar a finales de los años 70 para «emprender un camino unidos». Ese es el espíritu, que ya en clave vasca, deben seguir los políticos para renovar el Estatuto de Gernika. «Debemos hacerlo desde el pacto y el entendimiento y poniendo las necesidades de la ciudadanía por encima de la de los partidos», ha reclamado.

Y siempre con lo que está ocurriendo en Cataluña en la cabeza. Con la lección aprendida de que «no se puede construir un proyecto político olvidando a la mitad de la ciudadanía, de que no hay convivencia posible si se enfrenta a media sociedad contra la otra». «Eso es lo que ha hecho la Generalitat. Ha situado a ciudadanos en contra de ciudadanos. La retransmisión en directo del suicidio de un país», ha asegurado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos