Mendia insta a los barones a «asumir» la singularidad vasca, que «no es un agravio»

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, con el lehendakari Iñigo Urkullu./IGOR AIZPURU
La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, con el lehendakari Iñigo Urkullu. / IGOR AIZPURU

Pide «no crear problemas allí donde se han conseguido encauzar» mientras desde el PSOE se insiste en cuestionar el Concierto y el Cupo

Olatz Barriuso
OLATZ BARRIUSO

El PSE aprovechó ayer el 39 aniversario de la Constitución española para enviar un contundente mensaje a los barones socialistas que cuestionan el sistema de Concierto Económico y el cálculo del Cupo vasco. Con la polémica aún candente, Idoia Mendia recordó a los líderes territoriales de su partido que el pacto «entre diferentes» en que se sustenta la España «plural» implica «asumir las diferencias» de cada comunidad. «No son agravios, no son privilegios, son un inmenso capital a asumir todos como propio», reconvino la secretaria general del PSE, que admitió que todos los presidentes y líderes autonómicos socialistas quieren «hacer valer» los intereses de sus territorios, aunque animó a perseguir ese objetivo sin vocación de uniformidad. «La pluralidad es una de nuestras mayores riquezas como país; se confunden quienes quieren diluir esa diversidad», advirtió.

El mensaje de la líder del PSE llegó cuando todavía no se han apagado los ecos de quienes claman contra el sistema fiscal privativo de Euskadi. Ayer mismo, tras la recepción con motivo del aniversario de la Carta Magna, barones socialistas de peso reiteraron sus quejas. La andaluza Susana Díaz desveló que llamará a Mariano Rajoy para exigirle que cumpla su compromiso de presentar una propuesta de financiación a las autonomías del régimen común antes de final de año y comparó al presidente con un «mal padre» que trata mejor a unos hijos que a otros. Si «ha tenido tiempo» de calcular el Cupo vasco, arremetió, también debería garantizar la «suficiencia financiera» del resto en el plazo comprometido.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, reconoció que el Cupo es un «hecho constitucional» pero a la vez sugirió que el Concierto puede generar «desconcierto». Y en las filas del PP una de sus voces más beligerantes, el presidente gallego Alberto Núñez Feijoo, insistió en exigir «transparencia y claridad» en el cálculo de la aportación vasca a las arcas comunes.

Garantías de «lealtad»

En ese clima, Mendia aprovechó una entrada publicada ayer en su blog personal para advertir, cuando la búsqueda de un consenso en materia territorial «se intenta teñir de agravios», de la importancia de plantear el debate sobre la reforma constitucional para «resolver los problemas allí donde se detectan, no para crearlos allí donde se han conseguido encauzar».

La líder del PSE defendió una refoma del sistema que garantice a todas las autonomías los recursos suficientes para gestionar los servicios públicos e incorpore «garantías de lealtad» mutua entre el poder central y los autonómicos en sentido federal. Esa reforma, dijo, garantizaría la «igualdad» y la «solidaridad» entre territorios y a la vez permitiría «reconocer e integrar las singularidades» de las comunidades históricas, por lo que animó al PNV a participar en la comisión del Congreso creada a tal efecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos