Mendia apuesta por «afianzar acuerdos entre diferentes» en Euskadi, sea en presupuestos o en autogobierno

Mendia, este domingo en San Sebastián./EFE
Mendia, este domingo en San Sebastián. / EFE

Censura que el «victimismo» de los «aprendices de libertarios» independentistas es un «insulto a los luchadores por la libertad»

EUROPA PRESS

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, mostró este domingo la disposición de los socialistas a «afianzar los acuerdos entre diferentes» en Euskadi, así como a «extenderlos a las decisiones que afectan a la vida diaria de los ciudadanos» y «ampliarlas hasta donde seamos capaces, sea en presupuestos o sea en autogobierno, con un método, reconocimiento de la pluralidad, diálogo, acuerdo y legalidad», porque ese es el «camino seguro» para lograr «más derechos, más libertades».

Mendia se pronunció en estos términos en el acto inaugural de la exposición itinerante 'Caminos de libertd 1977-2017', sobre la trayectoria de los socialistas en Euskadi durante los últimos 40 años, de la Fundación Ramón Rubial, en la Casa del Pueblo de San Sebastián.

En la inauguración se hizo entrega de 49 diplomas a militantes de las agrupaciones socialistas de San Sebastián, Irun, Zumarraga, Errenteria, Lasarte-Oria, Pasaia y Hondarribia que llevan 40 años afiliados al partido, entre ellos la exalcaldesa lasartearra Ana Urchueguia, o José María Múgica, hijo de Fernando Múgica, dirigente socialista asesinado por ETA.

A la cita acudieron entre otros, el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, el portavoz socialista en el Consistorio donostiarra, Ernesto Gasco, el expresidente del PSE-EE Jesús Eguiguren, y exdirigente del PSE y exconsejero de Interior Rodolfo Ares.

En su intervención, Mendia recordó también a compañeros de partido asesinados por ETA como Isaías Carrasco, Enrique Casas o Ernest Lluch, de cuyo asesinato se cumplirán este martes 17 años, y destacó que ahora que la banda terrorista no mata «truenan voces llenas de la palabra democracia y libertad», pero «los voceros no saben, no se hacen ni una pequeña idea, de lo que ha costado que sigan llenando de ruido todo el espectro mediático». En este sentido, criticó a los independentistas, a lo que se refirió como «aprendices de libertarios», y ha destacado que «su victimismo es un auténtico insulto a tantos luchadores por la libertad». A ellos les recordó que «hoy pueden hacer vida normalizada en nuestro país, que pueden expresar su ambición independentista si quieren, que les permite gobernar instituciones a las que desprecian».

Repúblicas 'imaginarias'

«Llevan tiempo inundando nuestros Plenos en el Parlamento, en las Juntas y los ayuntamientos con muestras de cariño hacia el independentismo, reconociendo supuestos derechos, supuestas independencias, supuestas repúblicas que no existen más que en su imaginario», criticó, para añadir que «cosechan unas cuantas victorias que no sirven para nada».

«No les sirven a los catalanes, no nos sirve a los vascos», censuró, para sostener, a continuación, que sí que sirve para «la ultraderecha más xenófoba de toda Europa, que sigue alimentando su extremismo escalofriante con el argumentario de ese independentismo radical». La dirigente socialista afirmó que «eso no es la izquierda» y que «la bandera que une los nacionalismos, sean de derechas o de izquierdas, es la de la exclusión». Frente a ello aseveró que los socialistas seguirán «empeñados en afianzar los acuerdos entre diferentes, en mimarlos, en ensancharlos», así como «en extenderlos a las decisiones que afectan a la vida diaria de los ciudadanos». «En ampliarlas hasta donde seamos capaces, sea en presupuestos o sea en autogobierno, con un método, reconocimiento de la pluralidad, diálogo, acuerdo y legalidad», incidió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos