Mendia advierte de que no avalará un Estatuto que genere «frustración» e «inseguridad»

Mendia, antes de su intervención en el comité nacional del PSE. /EC
Mendia, antes de su intervención en el comité nacional del PSE. / EC

La líder de los socialistas vascos recalca que el PSE está dispuesto «a asumir nuevas responsabilidades sobre nuestro destino», pero siempre que el pacto sobre autogobierno sea «viable»

DAVID GUADILLA

Idoia Mendia ha abogado por una reforma estatutaria que sirva para «blindar» las «conquistas» sociales, que sea «viable» y que no «genere frustración», y ha lanzado un aviso a las formaciones nacionalistas para que nadie se «empeñe en aquello que no permita la ley», en alusión al derecho a decidir. La líder del PSE ha comparecido ante el comité nacional de su partido para enfatizar los logros conseguidos por los socialistas desde que optaron por gobernar en coalición con el PNV en las principales instituciones vascas, primero en los ayuntamientos y diputaciones y desde noviembre de 2016 en el Gobierno vasco. «Fue un enorme ejercicio de responsabilidad», ha asegurado Mendia, convencida de que esos acuerdos han evitado que Euskadi se asome a un «precipicio» parecido al catalán.

La secretaria general del PSE ha intervenido delante del comité nacional de su partido por primera vez desde el congreso que a finales de septiembre certificó su reelección como máxima responsable de la formación. Y lo ha hecho con dos objetivos claros. El primero, destacar que si Euskadi se puede presentar «como ejemplo de estabilidad», «no está en riesgo de fracturas», empieza a «enderezar el rumbo de la economía» y puede afrontar «con tranquilidad las grandes reformas para el futuro» es gracias a los socialistas.

Tras destacar la «pluralidad» que existe en Euskadi y considerar que es un «acicate que debemos saber gestionar», Mendia ha subrayado la importancia de lograr «acuerdos» entre diferentes. Sobre todo, para alcanzar el segundo de los objetivos: la «actualización» del Estatuto de Gernika. Como ha recordado la dirigente socialista, los partidos con representación en el Parlamento vasco deberán presentar en los próximos días sus respectivas propuestas «sobre los fundamentos de ese pacto renovado».

No se esperan grandes sorpresas sobre los documentos que ya fueron registrados en la Cámara autónoma a principios de 2016 –en el caso de Podemos, el pasado mes de octubre–. De hecho, Mendia ha admitido que «nadie se va a llevar a engaño con nosotros» porque «el resto de grupos conocen al detalle nuestra posición».

El gran punto de conflicto es el derecho a decidir. El PSE lo rechaza de facto, EH Bildu presiona para su inclusión, mientras que el PNV no ha aclarado aún su postura. Aunque en una entrevista en este periódico Koldo Mediavilla insinuó que su partido tampoco hará bandera de esa cuestión, Joseba Egibar, portavoz parlamentario y representante del ala más soberanista, subraya en cada una de sus intervenciones públicas que es condición ‘sine qua non’.

Derecho a decidir

Con estos antecedentes, Mendia ha recalcado esta tarde en Bilbao que «hay quienes pretenden que nos enredemos en aquello que saben muy bien que no se puede hacer». Sin aludir de forma explícita al derecho a decidir, la líder del PSE ha sido muy clara. «No vamos a participar en proyectos que generen frustración».

En tono positivo, Mendia ha asegurado que si el Estatuto de 1979 fue pactado por una generación que aparcó sus diferencias incluso «en medio de ruido de sables y de bombas», es «nuestra responsabilidad dejar a quienes nos siguen un espacio de nuevas oportunidades sobre las mismas bases». Convencida de que es posible un acuerdo similar, la secretaria general del PSE solo ha puesto una condición previa: hacerlo «dentro de la legalidad vigente».

«Estamos dispuestos a asumir nuevas responsabilidades sobre nuestro destino, pero no estamos dispuestos a que se arrastre a la ciudadanía a la inseguridad, la frustración y la confrontación. No vamos a consentir que se arroje por la borda la apuesta por la convivencia», ha recalcado Idoia Mendia, quien a pesar de los obstáculos y las diferencias existentes entre los partidos, ha vaticinado que «hay muchas posibilidades» de lograr un nuevo acuerdo estatutario porque «vemos muchas coincidencias con otros grupos». Aun así, la líder del PSE ha deseado que «nadie desperdicie esta oportunidad para un nuevo acuerdo en el que quepamos todos por empeñarse en aquello que no permita la ley». Además, ha subrayado que el Partido Socialista trabajará para que «el nacionalismo se implique en reformar el modelo autonómico de la Constitución, integrando las singularidades y garantizando la solidaridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos