Mari Mar Blanco defiende «un relato de vencedores y vencidos» sobre ETA

Mari Mar Blanco, hoy junto al presidente Rajoy.
Mari Mar Blanco, hoy junto al presidente Rajoy. / Luis Ángel Gómez

Apuesta por «dar la batalla para conseguir un relato sin equidistancia, ya que nunca han existido dos partes ni ha existido un conflicto»

AGENCIAS

Mari Mar Blanco, hermana del edil de Ermua Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace veinte años, ha afirmado que las víctimas abogan por un relato en el que quede claro que «de manera unilateral se utilizó la violencia, un relato de vencedores y vencidos», y ha advertido a la organización terrorista de que «nada les debemos y nada les daremos».

La también diputada del PP ha intervenido en la primera jornada de la 'Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco' que, organizada por las Nuevas Generaciones del PP bajo el lema 'Sigues dejando huella', se desarrolla a lo largo de todo el fin de semana en el Palacio Euskalduna de Bilbao. En su intervención, ha incidido en que los terroristas arrebataron a su hermano la vida «por defender unas ideas democráticas, por defender la convivencia en paz y libertad». Según ha resaltado, Miguel Ángel dio «el paso de afiliarse» al PP tras el asesinato del concejal de San Sebastián Gregorio Ordóñez.

En su intervención, ha recordado además que ETA ha cometido a lo largo de su historia más de 800 asesinatos, aunque «se eleva a más de 1.000 el número victimas muertas por otros grupos terroristas que han atentado en España». Además, ha recalcado que si ETA ha dejado de matar ha sido «en gran parte» gracias al esfuerzo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. «Su trabajo incansable nos ha reconfortado durante años de terror y lo sigue siendo a día de hoy. Por ello, sigue siendo muy necesaria su presencia aquí en el País Vasco, le pese a quien le pese, ya que hay dos partidos que prefieren que la Guardia Civil se marche», ha criticado en referencia a EH Bildu y PNV.

Asimismo, ha subrayado que hay que «potenciar el esfuerzo por el relato de la verdad. No puede acomodarse la idea de que sin atentados ya todo es admisible y todo perdonado. Esta es la estrategia de ETA. Todos debemos dar la batalla, el final del terrorismo no consiste en que dejen la violencia sino que exige terminar con esas legitimaciones del terrorismo como herramienta política». A su juicio, la banda terrorista pretende lograr «nuestra rendición en la construcción del relato» y ha abogado por «dar la batalla para conseguir un relato sin equidistancia ya que nunca han existido dos partes ni ha existido un conflicto». «Las victimas queremos un relato en el que quede claro que, de manera unilateral se utilizó la violencia, donde quien discrepaba era silenciado por las bombas y pistolas. Un relato de vencedores y vencidos», ha valorado.

Fotos

Vídeos