ETA alaba el órdago catalán y apuesta por un proceso similar en Euskadi

Esteladas ondean en la manifestación de la Diada 2017. / AFP

La banda terrorista afirma que «bajo ningún concepto» lideraría este movimiento, papel que le correspondería «al pueblo y a la ciudadanía»

EUROPA PRESS

La banda terrorista ETA considera que el desafío del Govern catalán con la convocatoria unilateral de un referéndum para el próximo día 1 de octubre evidencia «las grietas del régimen del 78» y ha hecho un llamamiento a poner en marcha un proceso independentista en el País Vasco encaminado a lograr «ejercer» el derecho a decidir en una consulta y del que la organización se desvincula en las labores de tutelaje.

En un comunicado publicado en el diario 'Gara', recogido por Europa Press, ETA hace un repaso de la situación política actual con la vista puesta en el referéndum catalán y el reflejo que pueda tener en las aspiraciones independentistas vascas, con críticas al lehendakari, Íñigo Urkullu, por cuestionar la legalidad de la consulta catalana.

En este sentido, llama a tomar nota del desafío independentista catalán y emprender un proceso «como pueblo» en Euskadi, es decir, en el que «el pueblo y la ciudadanía» sean los protagonistas y «con la acumulación de fuerzas y la activación popular como ingredientes fundamentales». «Solo desde medios civiles y democráticos», precisa, y que, «más allá de lograr el reconocimiento del derecho a decidir», tenga como objetivo «ejercerlo».

Un proceso, según la banda terrorista, en el que la organización armada no ejercerá ningún papel de tutelaje al respecto. «Este es el análisis de ETA, análisis que bajo ningún concepto realiza con la intención de dirigir, garantizar o juzgar ese proceso como pueblo tan necesario, pues ETA es perfectamente consciente de que en el ciclo político que viene nuestra organización no será un agente principal», matiza al respecto.

La grietas del «régimen del 78»

En el texto publicado con motivo del 'Gudari Eguna', la banda terrorista subraya que en el momento actual «las grietas del régimen del 78 resultan evidentes» ante la crisis política, institucional, social y territorial generada con el desafío independentista catalán. «A día de hoy, el proceso catalán es la realidad principal que puede quebrar ese régimen», sostiene.

Un régimen, defiende ETA, que ha mostrado «su verdadero rostro» al responder al referéndum unilateral del 1 de octubre con sus «auténticos fundamentos: imposición, dependencia y opresión». «Han utilizado -el Gobierno de Mariano Rajoy- la fuerza armada para impedir la voluntad popular, han actuado contra representes de la ciudadanía y han desmantelado los restos de la autonomía», según su lectura.

En su análisis de la situación, ETA subraya que «la brecha entre Euskal Herria y España es» ahora «más grande que nunca» y censura el «hedor insoportable» que desprende, según dice, el Gobierno central. «El Estado español es una cárcel para los pueblos, y así se muestra al negar la identidad nacional de los Países Catalanes. El Estado español se ha convertido también en una cárcel para la democracia, pues ha pisoteado los derechos de los catalanes. Los derechos civiles y políticos están de nuevo en cuestión. Y para conculcarlos no han necesitado utilizar el pretexto de la lucha armada. Se ha demostrado que aquella cantinela de que 'sin violencia todo es posible' era totalmente falsa», argumenta ETA.

Finalmente, la organización terrorista defiende los pasos dados por el Govern catalán para llevar a cabo la consulta anulada por el Tribunal Constitucional. «El 'procés' constituye un proceso en favor de la democracia, puesto que, al no haberles permitido una vía democrática para aspirar a la independencia, al final, han tenido que emprender un camino independentista para acceder a la democracia», arguye.

Fotos

Vídeos