El imán de Ripoll introdujo 121 kilos de hachís desde Marruecos

El Juzgado de Ceuta condenó a Abdelbaki Es Satty a cuatro años y un mes de prisión en 2011 y pese a alegar «miedo insuperable» el líder de los atentados no recurrió la sentencia

MATEO BALÍNMadrid

El Juzgado de lo Penal número dos de Ceuta condenó en diciembre de 2011 a Abdelbaki Es Satty a cuatro años y un mes de prisión por un delito contra la salud pública. La sentencia, que adquirió firmeza en febrero de 2012 porque no fue recurrida, castigó al imán de Ripoll (Gerona), máximo responsable de los atentados mortales de Barcelona y Cambrils, por meter en España 121 kilos de hachís en una furgoneta el 1 de enero de 2010, día de su cumpleaños.

Más información

Nacido en Madchar Benghaya (Marruecos) en 1973 y residente entonces en Calafell (Tarragona), Es Satty estuvo en prisión provisional en esta causa desde el 2 de enero de 2010 tras ser detenido un día antes en el puerto de Ceuta, donde se disponía a embarcar a las 18:15 horas en un trasbordador a Algeciras (Cádiz) una furgoneta con las sustancias estupefacientes.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, fue un perro detector de la Guardia Civil el que marcó la droga en el vehículo al realizar el reconocimiento superficial. Entonces, los agentes registraron el interior y encontraron con facilidad los 121 kilos de hachís, con un índice de THC de 10,31% y un valor estimado de 176.087 euros, la cual había adquirido el citado Es Satty "y cuyo destino final era la venta o donación a terceras personas".

«Comportamientos sospechosos»

Abdelbaki Es Satty mostró una actitud "rígida" y "extrema" cuando pidió trabajo en la mezquita del municipio de Diegem, según ha confirmado el responsable de este centro religioso, Akaychouh Soliman.

Soliman ha explicado que pidió a Es Satty, muerto en la explosión de Alcanar, documentos personales que acreditasen la ausencia de antecedentes en España que el imán de Ripoll no aportó. Soliman, además, detectó "comportamientos sospechosos", por lo que advirtió a la policía local.

"Cuando le pedimos el certificado de buena conducta y fue incapaz de presentarlo comprendimos bien que no tenía sitio aquí y que tenía que marcharse", añade el responsable de la mezquita en un comunicado publicado este jueves, en el que niega además que la comunidad musulmana de la localidad sea responsable de estos "actos criminales".

La comunidad musulmana de Machelen ha conocido con tristeza las noticias y condena este acto horrible que no se encuentra en ningún lugar de nuestra religión, una religión de paz y de humanismo", asegura el texto.Es Satty vivió entre enero y marzo de 2016 en Vilvoorde, según ha confirmado el alcalde de este otro municipio de la periferia de Bruselas, y fue durante ese tiempo cuando intentó encontrar trabajo como imán de la mezquita de Diegem antes de volver a España.

Por estos hechos fueron acusados otras tres personas, los hermanos Mohamed, Abderrahim y Mourad Tajrioui, quienes dijeron en el juicio que desconocían que Es Satty llevara en la furgoneta la citada droga y finalmente fueron absueltos. Ello pese a que el imán de Ripoll, que reconoció los hechos, les llegó a involucrar en el tráfico de estupefacientes de Ceuta a Algeciras.

En el presente caso el condenado dijo haber "sufrido una situación de acoso, amenaza, perturbación, o algún miedo insuperable" que le hizo cometer el delito, lo que hubiera supuesto un atenuante, pero ni la Fiscalía ni el juez lo estimaron.

Un dato curioso es que, pese a que la Fiscalía reclamaba cuatro años y dos meses de prisión para él (casi igual que la condena), la defensa de Es Satty no recurrió la sentencia ante la Audiencia Provincial y admitió el fallo del Juzgado de lo Penal de Ceuta. Tras pasar dos años en prisión preventiva cumplió el resto de su pena en el centro penitenciario de Castellón. Es Satty tuvo que pagar además 176.087 euros de multa, el valor total de la droga.

Algo a destacar también es que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria concedió tres permisos de salida a Abdelbaki Es Satty durante su condena.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), estos permisos se concedieron a petición de la prisión, que destacó en su informe su buen comportamiento, la ausencia de sanciones y el trabajo remunerado que realizaba en la cárcel.

El juzgado nunca tuvo información sobre vinculación con actividad terrorista ni con su supuesta inclusión en el Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES), han agregado las mismas fuentes.

A la hora de conceder los permisos, el juez de Vigilancia Penitenciaria se basó en el informe de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario, en el que se destacaba la ausencia de sanciones, la buena conducta del recluso y su integración en la vida carcelaria.

De hecho, el preso desempeñaba una actividad laboral remunerada en la cárcel y los permisos, concedidos a propuesta del centro, no contaron con la oposición del fiscal.

Al juzgado no le consta ninguna información relativa a la vinculación de Es Satty con la actividad terrorista ni su posible inclusión en el fichero de internos de especial seguimiento.

La mezquita de Ripoll altera sus horarios por temor a «ataques xenófobos»

EP.-La mezquita de Annour de Ripoll en la que ejerció el imán el implicado en los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), Abdelbaki es Satty, ha alterado sus horarios por temor a "ataques xenófobos". Fuentes del centro de la calle Progrés destacan que no se han encontrado por ahora con ningún problema ni altercado, pero admiten que "hay algún recelo de más entre los vecinos".

Desde la marcha de Es Satty en junio, la principal mezquita de Ripoll no tiene imán, pero hasta los atentados de hace una semana seguía funcionando con normalidad. Normalmente se puede ir a rezar cinco veces al día -las 6, a las 12, a las 18, a las 20.30 y a las 22-, aunque estos días "hay algunos cambios debido a las circunstancias tan lamentables que han ocurrido", añaden.

Desde los atentados de la semana pasada hay un manifiesto colgado en las dos puertas de entrada del centro: el texto condena los ataques y reafirma el "pleno compromiso con la lucha contra cualquier tipo de terrorismo". El mensaje, escrito en catalán y rubricado con el sello de la mezquita, también pide "que los responsabes de los atentados puedan ser detenidos y llevados ante la justicia cuanto antes mejor".

La comunidad musulmana de Ripoll es de unas 700 personas, que tienen dos centros de oración: el Annour -donde Es Satty fue imán- y El Fath. Las citadas fuentes de la mezquita de Annour defienden que, si fue él quien radicalizó a los jóvenes terroristas, "lo hizo fuera de la mezquita y de su alcance".

Fotos

Vídeos