Un cazatesoros encuentra en las Landas un pequeño y viejo zulo de ETA

Imagen de un bosque en las Landas. /EC
Imagen de un bosque en las Landas. / EC

El depósito contenía detonadores y una escasa cantidad de un producto explosivo que aún no ha sido analizado

FERNANDO ITURRIBARRIACorresponsal. París

Un paseante, que buscaba tesoros por el monte, encontró por casualidad el pasado 31 de diciembre un zulo antiguo de ETA en un bosque de Las Landas (suroeste de Francia). El depósito contenía detonadores y una pequeña cantidad de un producto explosivo que aún no ha sido analizado. Se trata del primer escondite hallado desde el ‘Día del desarme’ celebrado en Bayona el 8 de abril último cuando ETA se deshizo de los arsenales bajo su control por mediación del colectivo Artesanos de la Paz.

El hallazgo, desvelado por la emisora France Bleu Gascogne, se produjo el día de Nochevieja en Tosse, una localidad de 1.700 habitantes situada a 34 kilómetros al norte de Bayona. Un participante en una caza de tesoros virtual mediante una aplicación de su móvil localizó el escondrijo gracias al detector de metales que portaba.

Cerca de un lavadero recientemente restaurado, desenterró a pocos centímetros de profundidad dos cajas de plástico disimuladas en un agujero horadado en una zona boscosa. En el interior de los recipientes, además de los detonadores y el explosivo, había mapas de carreteras, planos topográficos y documentos con el emblema de ETA.

Artificieros llegados de la ciudad vecina de Saint-Martin-de-Seignanx acordonaron la zona del hallazgo y aplicaron el protocolo de seguridad habitual en sus intervenciones. El fiscal de Dax puso el caso en conocimiento de la Fiscalía de París, con competencia nacional en materia de terrorismo.

Investigación antiterrorista

En la capital francesa fue abierta el día de Año Nuevo una investigación preliminar por asociación de malhechores con fines terroristas así como tenencia y transporte de armas y municiones. La causa ha sido encomendada a la Subdirección Antiterrorista de París y a la Policía Judicial de Bayona.

Fuentes policiales francesas consultadas por este periódico quitaron importancia al depósito y valoraron que era antiguo dadas sus malas condiciones de conservación. La Gendarmería indicó a medios locales que era «un viejo zulo de ETA que data de por lo menos de diez años». A su juicio, quedan aún «muchos pequeños escondites como ése de los que los militantes de ETA han olvidado a menudo las coordenadas».

La banda dio por consumado su 'desarme' después de haber comunicado a las autoridades ese día la localización de ocho depósitos de armas en el departamento de los Pirineos Atlánticos (del que forma parte el País Vasco francés). Allí se encontraron 120 armas de fuego, 3 toneladas de explosivos y varios miles de municiones y detonadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos