Goteras en coches patrulla de la Ertzaintza

Vídeo de las goteras en el coche patrulla. / EUSPEL

El sindicato Euspel publica en las redes sociales un vídeo para denunciar la situación del parque móvil de la Policía vasca, con puertas que se caen o que se atrancan

IÑAKI JUEZ

«La cruda realidad del parque móvil de la Ertzaintza». Así empieza el mensaje tuiteado por el sindicato Euspel para ilustrar un vídeo que circula por las redes sociales y servicios de mensajería. Grabado el pasado viernes dentro de un coche patrulla azotado por la intensa lluvia, el autor de la filmación se centra en las abundantes goteras que caen del techo del turismo. Unas imágenes impactantes para quien las ve por primera vez, pero que forman parte de la realidad cotidiana de los agentes de la Policía vasca «que deben utilizar vehículos en muy mal estado», señala la central.

No solo hay problemas de goteras en los coches patrulla, los todoterrenos y las furgonetas de la Ertzaintza. También son frecuentes «las puertas que se caen y salpicaderos destrozados por el efecto del sol», denuncia Julio, delegado sindical de Euspel en Gipuzkoa, donde se grabó el citado vídeo, aunque extiende el problema «al parque móvil de toda Euskadi».

El representante sindical explica que en realidad los coches patrullas, con siete años de antigüedad, al igual que los todoterrenos, son utilitarios como los que se compran en cualquier concesionario, que se quedan muy deteriorados -con problemas mecánicos incluidos- debido a un uso intensivo para el que no fueron diseñados. En ese sentido, pide que a la Ertzaintza se la dote de vehículos especiales que puedan soportar con garantías «tantos kilómetros recorridos como sucede con otros servicios de emergencia».

Un nido de avispas en una furgoneta de antidisturbios

La situación es especialmente grave en el caso de las furgonetas antidisturbios con 13 años de antigüedad, «que se caen a cachos o cuyas puertas se quedan atrancadas». «Incluso unos agentes descubrieron en una de ellas utilizada en la comisaría de Hernani un nido de avispas. Menos mal que no picaron a nadie», asegura Julio.

Se da la circunstancia de que estos vehículos, al contrario de lo que sucede con las de atestados y tráfico, no están incluidos en el plan 'renove' que el Departamento de Seguridad, cuyos portavoces han eludido pronunciarse sobre estas denuncias, tiene previsto acometer, la mitad del fin de año y el resto en 2018, según denuncia el delegado sindical.

De hecho, el Gobierno vasco destinará 5,3 millones de euros a la renovación del parque móvil de la Policía autonómica. Entre este año y el próximo, prevé renovar 300 coches patrulla, cien vehículos todoterreno y setenta furgonetas con distintivos policiales a través de renting. Esta fórmula se utilizará también para sustituir uno de los helicópteros de la Unidad de Vigilancia y Rescate, para el que se han presupuestado 500.000 euros.

Fotos

Vídeos