El Gobierno vasco rechaza imponer una tasa para regular el turismo

Turistas en el Guggenheim./EFE
Turistas en el Guggenheim. / EFE

«Los ciudadanos vascos somos más consumidores de turismo masificador que sufridores de ese turismo masificado», asegura Retortillo

EUROPA PRESS

El consejero de Turismo del Gobierno vasco, Alfredo Retortillo, ha rechazado que se pueda imponer una tasa tusrística en Euskadi como «elemento disuasorio y regulador» del turismo. Además, ha apuntado que supondría «un castigo» para los visitantes que tiene menor poder adquisitivo. Y es que San Sebastián ha puesto encima de la mesa del Ejecutivo vasco la propuesta de cobrar dicha tasa en Euskadi, una medida que Bilbao abordará en septiembre a propuesta de UdalBerri y Vitoria, por su patre, rechaza.

Retortillo ha manifestado que está abierto al debate sobre la tasa turística, pero por el hecho de que el turismo «está llegando a un nivel de maduración». En todo caso, ha señalado que esta tasa no puede ser «entendida como un regulador del turismo o como un elemento de castigo a aquellas personas que disponen de menor nivel adquisitivo». «Pensar en la tasa para que tengamos menos visitantes, como un regulador, me parece socialmente injusto porque afecta a quienes menos recursos tienen para salir de vacaciones, que serán los primeros que, por la tasa, rechazarán acudir al destino, pero, además, me parece una malísima idea», ha insistido.

En este sentido, ha explicado en una entrevista concedida a Radio Euskadi, que la concibe «en términos de que aporte también al destino en función del gasto, el mantenimiento, etc, de promoción del destino que genera el propio hecho del turismo». En todo caso, ha apuntado que no podría aplicarse «de forma homogénea» en toda Euskadi, sino que «tendría que ser por municipios», enfocada «desde el punto de vista municipal, en función de esa maduración del turismo».

En su opinión, «sigue siendo más importante contribuir con la profesionalidad del turismo, con la diversificación de la oferta, etc, a que los turistas gasten y consuman más, que apoyarse en la tasa como generador, en última instancia, de recursos por parte de la actividad turística en Euskadi».

«Solo concibiría una tasa que aporte al destino en función del gasto o el mantenimiento del lugar que generan los propios turistas, o para dedicar ese dinero a promoción», ha reiterado.

Sin turismo masificado

Alfredo Retortillo ha insistido en que el turismo en euskadi no es «masificado» ni se parece a otros lugares como Venecia o Magalluf (en Mallorca). «Los ciudadanos vascos somos más consumidores de turismo masificador que sufridores de ese turismo masificado», ha asegurado.

El consejero se ha congratulado de que, en Aste Nagusia de San Sebastián «prácticamente» hayan desaparecido las pintadas contra el turismo, y ha considerado que, para resolver el tema de los pisos turísticos ilegales, hay que trabajar con ayuntamientos y Haciendas forales.

Asimismo, ha lamentado de Ernai, Sortu y EH Bildu hayan querido este verano «engancharse» a las acciones de sabotaje de Arran para intentar proyectar una imagen distorsionada del turismo en Euskadi, y ha afirmado que no ve «contenidos» en el modelo turístico que la izquierda abertzale reclama.

Además, ha destacado que el tema de los precios de la vivienda y el alquiler son problemas «muy viejos», que viene de hace «muchísimo tiempo», y ha lamentado que se intente vincular al turismo y los pisos turísticos ilegales. «Es mucho más complejo y no es solución venir a buscar el chivo expiatorio fuera y culpar a ese de fuera, como que es el que está provocando los problemas que podemos tener de vivienda en unos sitios o en otros», ha manifestado.

En su opinión, lo que hay que hacer es «dar la bienvenida» al visitante «y no decirle que se vaya a casa, y menos echarle la culpa de problemas que son nuestros». «Lo el turismo masificado aplicado a Euskadi es un absurdo. Basta con pasearse por nuestras calles», ha añadido.

Para Retortillo, aunque en algún momento y en algún lugar determinado pueda haber 2alguna aglomeración mayor, de ahí a decir que hay un turismo masificado, es un salto brutal». «Los vascos somos mucho más consumidores de turismo masificado que sufridores de turismo masificado. Nosotros viajamos más que los viajeros que recibimos. Somos más emisores de viajes de ocio que receptores», ha concluido.

Fotos

Vídeos