El Gobierno vasco llevará el testimonio de las víctimas a las tres universidades vascas

El lehendakari, ayer, con los rectores Vicente Atxa, Nekane Balluerka y José María Guibert / IREKIA

El lehendakari y los rectores de la UPV, Deusto y Mondragón acuerdan impulsar actos por el Día de la Memoria en los campus

LORENA GIL

El Gobierno autonómico y las tres universidades vascas -pública y privadas- suscribieron ayer un acuerdo que permitirá llevar el testimonio de las víctimas, tanto del terrorismo como de abusos policiales, a ese ámbito educativo. La Secretaría para la Convivencia y los Derechos Humanos extenderá de esta forma la iniciativa ‘Adi-adian’ -antiguo programa de ‘víctimas educadoras’-, que en 2011 se puso en marcha en los colegios vascos, con alumnos de cuarto de la ESO y Bachillerato.

El lehendakari, Iñigo Urkullu; el secretario de Convivencia y Derechos Humanos, Jonan Fernández; y los rectores de la UPV, Nekane Balluerka; la Universidad de Deusto, José María Guibert; y la de Mondragón, Vicente Atxa, mantuvieron ayer un encuentro en el que fijaron las bases del compromiso que, entre 2018 y 2020, compartirán en materia de convivencia y derechos humanos «en el contexto del final de la violencia de ETA». Este acuerdo es uno de los objetivos fijados en el plan de paz, que se aprobará el próximo martes en el Consejo de Gobierno tras vencer el periodo de aportaciones, según reveló ayer el propio Urkullu.

Ya en la pasada legislatura Gobierno vasco y universidades trabajaron de la mano en la promoción de una «cultura de convivencia», pero en esta ocasión su colaboración irá un paso más allá. «Compartimos dos objetivos», dijo ayer el lehendakari: «Primero, promover y defender los derechos humanos. Segundo, impulsar iniciativas que extiendan en la universidad la conciencia de implicación personal y responsabilidad social».

El programa de colaboración entre el Ejecutivo autónomo y las universidades vascas incorporará varias novedades. La Secretaría para la Convivencia y los Derechos ampliará, como ya adelantó este periódico, el proyecto ‘Adi-adian’ y llevará por primera vez la voz de las víctimas a las facultades por considerar que, desde el punto de vista pedagógico, es una de las herramientas «más importantes que existen». Los centros podrán elegir entre testimonios presenciales o grabados. En la actualidad, el grupo de damnificados que acude a los colegios de Euskadi ronda la veintena. Figuran, entre otros, nombres como los de Sara Buesa, hija del histórico parlamentario del PSE Fernando Buesa, asesinado por ETA; Maider García, hija de Juan Carlos García Goena, última víctima de los GAL; e Inés Núñez, cuyo padre, Francisco Javier Núñez, falleció como consecuencia de la brutal paliza que le propinaron varios policías en Bilbao en 1977.

Relatos grabados

El Ejecutivo autónomo ofrecerá, asimismo, importante material audiovisual. Además de contar con los relatos grabados de aquellos damnificados que acuden a los colegios, el instituto Gogora ha recopilado más de un centenar de vivencias, parte de las cuales están siendo expuestas a través de la iniciativa ‘Memoria Plaza’.

Otra de la novedades que incluye el compromiso que ayer rubricaron el lehendakari y los tres rectores consiste, precisamente, en impulsar la instalación de dicha muestra en los diferentes campus universitarios de Euskadi. La exposición ‘Memoria Plaza’, que hasta ahora ha recorrido decenas de municipios vascos, exhibe varios audiovisuales con testimonios de víctimas. Quienes se acercan a visitar la carpa pueden a su vez aportar su visión sobre la violencia y la paz.

El Gobierno vasco tratará, además, de impulsar la celebración en el ámbito universitario de «una conmemoración específica» en el Día de la Memoria -10 de noviembre-. Cabe recordar que Iñigo Urkullu presidió en 2013 esa jornada en su primera ocasión como lehendakari en el campus de Leioa de la UPV, donde ya entonces subrayó el papel de la educación a la hora de construir la paz en Euskadi y defender el respeto a los derechos humanos. El Ejecutivo autónomo destinará una partida presupuestaria anual para garantizar el desarrollo de diferentes actividades en el ámbito universitario, cuya gestión correrá a cargo de una comisión mixta de seguimiento.

Fotos

Vídeos