El Gobierno vasco critica a EH Bildu por abstenerse en la votación del Cupo en el Congreso

Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno vasco. / Fernando Gómez

El portavoz Erkoreka asegura que el Ejecutivo no cerrará las negociaciones de los Presupuestos con los independentistas y Podemos pese a tener encauzado el pacto con el PP

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha criticado esta mañana a EH Bildu por anunciar su abstención en la votación que permitirá aprobar el jueves en el Congreso las leyes del Cupo y el Concierto. «No es entendible que una formación que dice ir a Madrid a defender los intereses de los vascos no se posicione a favor de uno de los mayores emblemas de nuestro autogobierno», ha reprochado Erkoreka tras asegurar que la decisión de los independentistas da pábulo a posiciones contrarias al Cupo como la que mantiene Ciudadanos, a quien ha acusado de abanderar una campaña «para poner a la opinión pública en contra del autogobierno vasco y sus singularidades».

Minutos antes de que Erkoreka compareciera ante los medios en su rueda de prensa habitual de cada martes tras el consejo de Gobierno EH Bildu ha anunciado su aval a la modificación de la Ley del Concierto y una abstención «crítica» a la actualización de la del Cupo. Ambas normas tienen garantizada su aprobación el jueves merced al pacto alcanzado en mayo por PNV y PP al que se sumará el PSOE y, casi con total seguridad, también Podemos, ERC y el PdeCat. Es por eso que la coalición soberanista ha optado por expresar su rechazo a que el partido nacionalista siga llegando a acuerdos con el Gabinete Rajoy tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña y al, a su juicio, «oscurantismo» con el que se desarrollaron las conversaciones sobre Cupo y Concierto. Contra ambas normas votará Ciudadanos y también Compromís, que consideran el régimen fiscal vasco como un «agravio» para el resto de autonomías.

Erkoreka ha asegurado «no entender» la decisión de EH Bildu. «Son libres de criticar lo que consideren, pero no votar a favor no es entendible», ha insistido tras asegurar que «en el actual contexto» la decisión de los independentistas «les suma a esos que dan argumentos contra el Cupo y el Concierto y a su campaña».

Respecto a las voces críticas que suponen Ciudadanos y Compromís -aunque Erkoreka solo ha citado al partido de Rivera-, el portavoz vasco ha defendido la validez del Cupo al asegurar que existen razones «jurídicas, históricas económicas y políticas» que avalan su desarrollo como instrumento de relación fiscal del País Vasco con el Gobierno central. También ha asegurado que el sistema «solo tiene riesgo para las administraciones de Euskadi» porque aportan a las arcas del Estado «más de lo que nos corresponde». En cifras: el 6,24% del gastos en las competencias que dependen de Madrid cuando el peso demográfico vasco es del 4,6% y su impacto en el Producto Interior bruto del 4,6%.

Erkoreka ha ido más allá en la defensa y ha asegurado que la aprobación del Cupo y el Concierto tendrán un impacto «exiguo» en el sistema de financiación vigente para el resto de autonomías, aunque ha reclamado al Ejecutivo Rajoy que inicie la negociación para reformar el regimen económico de las autonomías para que sea «más eficiente».

Sin veto presupuestario

El otro gran asunto que tiene entre manos estos días el Gobierno vasco es la negociación de los Presupuestos de 2018, cuya aprobación depende de que PNV y PSE sumen el apoyo de un grupo de la oposición. El elegido es el PP, con el que las conversaciones pueden acelerarse después de que la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, accediera ayer a matizar la reforma fiscal que habían pactado con los nacionalistas para incorporar las exigencias de los populares. Es la condición ‘sine qua non’ que habían establecido los populares vascos que está a punto de allanarse, pero Ekoreka ha insistido hoy en disociar ambas negociaciones. «El Gobierno vasco no está representado en las Juntas Generales, que es donde se debate la reforma fiscal», ha insistido antes de conceder que el lehendakari -ya lo dijo Urkullu el pasado viernes- «volcará su capacidad de interlocución para desbloquear las negociaciones».

Pese a lo evidente, Josu Erkoreka ha asegurado esta mañana que el Ejecutivo mantendrá las conversaciones también con EH Bildu y Elkarrekin Podemos pese a que ayer el lehendakari acusó a ambas formaciones, sin citarlas, de «autoexcluirse». «No damos nada por roto», ha dicho el portavoz, «otra cosa es lo que digan ellos o lo que pidan», ha añadido tras reclamar a las coaliciones que no establezcan «vetos políticos» a las Cuentas. Se refiere a que los independentistas han condicionado cualquier acuerdo a que el PNV rompa su gobierno con el PSE por el apoyo socialista a la intervención de Cataluña mediante el 155.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos