El Gobierno vasco cree que las palabras del obispo Munilla sobre el feminismo son «incomprensibles»

El obispo de San Sebastián ha participado en el Deusto Forum./LUSA
El obispo de San Sebastián ha participado en el Deusto Forum. / LUSA

El obispo asegura ahora que «la frase 'el demonio ha metido un gol al feminismo' es falsa»

Octavio Igea / Iker marín
OCTAVIO IGEA / IKER MARÍN

El portavoz del Gobierno vasco ha calificado esta mañana las palabras del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, sobre el feminismo y la huelga convocada para el 8 de marzo como «incomprensibles, desafortunadas e inoportunas». Aunque el obispo ha negado ahora haber pronunciado la frase «el demonio ha metido un gol al feminismo», se ha desatado una fuerte polémica. Durante la rueda de prensa que ofrece cada martes, Josu Erkoreka también ha mostrado sus «dudas» respecto a que el mensaje lanzado por el obispo sea compartido por toda la Iglesia en Euskadi. «Me cuesta creer que alguien lo entienda en la sociedad y que sea apoyado por toda la comunidad eclesiástica», ha zanjado.

Erkoreka, que ha rechazado que el Gobierno vasco vaya a tomar cartas en el asunto -«no es nuestro cometido»-, salía así al paso de las palabras de Munilla en el programa que presenta en Radio María. En él, el obispo se ha opuesto a las reivindicaciones que justifican la huelga del 8-m centrando sus ataques en lo que ha llamado «feminismo radical» que, a su juicio, tiene «a la propia mujer como victima». Una situación que Munilla atribuye a la acción del diablo: «Es curioso como el demonio puede meter un gol desde las propias filas porque el feminismo, a haber asumido la ideología de género, se ha hecho una especie de 'hara-kiri'».

«Es falsa»

Por su parte, el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha asegurado este martes en San Sebastián que existe una gran dificultad en expresarse fuera del pensamiento único imperante, por ello cree que «la frase 'el demonio ha metido un gol al feminismo' es falsa» y que está sacada de contexto. «El que marca el lenguaje machista o el del feminismo radical o de género. Y alguien que no se alinea con esos términos, incomoda», ha explicado.

El obispo ha calificado de «holocausto femenino» lo que supuso el boom del aborto libre de los 60 y ha cuantificado que fueron 120 millones de mujeres las afectadas». «En ese sentido han metido un gol al feminismo. Promulgar el aborto libre fue una gran agresión a la propia mujer», ha indicado.

Munilla se ha mostrado partidario del «feminismo de equidad, el femenino» y ha remarcado que «la dignidad de la mujer es una de los grandes retos de la sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos