El Gobierno vasco dice que la sintonía entre Urkullu y Ortuzar sobre Cataluña es «absoluta»

El portavoz y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka./EFE
El portavoz y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka. / EFE

El consejero Erkoreka insiste en pedir a Rajoy que «tienda puentes» ante el referéndum catalán «en vez de destruirlos»

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Tanto PNV como PSE comparten a consigna de blindar a capa y espada la acción de gobierno del Ejecutivo de coalición de la crisis institucional que se está viviendo en Cataluña y de la marejada política que ha comenzado a generar en Euskadi. Por encima de aparentes desacuerdos entre el lehendakari y su partido o de la preocupación de los socialistas por el posicionamiento del PNV a favor de la consulta, el Gobierno vasco se muestra «comprometido» para seguir adelante con un acuerdo que está dando «frutos positivos».

Por ello, el portavoz y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha descartado que haya fisuras en el Ejecutivo e insistido una vez más en el posicionamiento único del Gabinete Urkullu sobre el conflicto en Cataluña. En ese sentido, ha vuelto a situar en Mariano Rajoy la responsabilidad de dar con una solución. «El Gobierno central no está respondiendo a la reivindicación de hacer política. Lo que procede ahora es apelar al diálogo y apostar por las vías políticas. Tiene que tender puentes en vez de destruirlos», ha explicado esta mañana tras el habitual Consejo de Gobierno de los martes.

Tras aclarar la postura 'oficial' del Ejecutivo, Erkoreka ha puntualizado que los dos partidos que conforman el Gobierno vasco -PNV y PSE- tienen libertad para realizar sus respectivos análisis. De ahí que haya asegurado que no hay «preocupación» de los consejeros de una y otra formación por los movimientos de cada partido, pese a que el evidente apoyo público dado al referéndum por los jeltzales el pasado sábado en la manifestación de Gure Esku Dago haya causado malestar entre los líderes de los socialistas vascos.

La defensa a la consulta soberanista realizada por el PNV tampoco supone, según Erkoreka, una desautorización al propio lehendakari, que ya ha dejado claro que considera que el referéndum no cumple con las garantías necesarias. «La sintonía entre Urkullu y (Andoni) Ortuzar es absoluta y el consenso es completo tanto en el análisis de la situación política como en las medidas a tomar», ha insistido.

En ese momento, Erkoreka ha recordado que, lejos de tomar ejemplo de la Generalitat, el Gobierno vasco tiene muy clara su «hoja de ruta» sobre el «futuro del autogobierno vasco, que está plasmada negro sobre blanco tanto en el acuerdo de coalición como en el programa de gobierno. «Ubicamos en el seno de la ponencia de Autogobierno creada en el Parlamento vasco todo el debate sobre el futuro político de Euskadi. El Ejecutivo está actuando con absoluta lealtad a esos documentos», ha señalado.

La «actualización del pacto estatutario» será precisamente uno de los ejes del discurso que el próximo jueves dará el lehendakari en el pleno de política general. Urkullu «compartirá con la Cámara algunas de sus reflexiones sobre la necesidad de que aflore un nuevo pacto político e institucional para Euskadi». «Y lo hará -ha insistido Erkoreka- tomando como referencia a los 14 puntos que explícitamente aparecen recogidos en el acuerdo de coalición para articular el debate que se desarrollará en la ponencia de Autogobierno». Es decir, que en ningún caso el lehendakari se saldrá de las líneas maestras pactadas entre el PNV y el PSE, y que en ningún caso pasan por una consulta unilateral como la catalana.

En su discurso del jueves, que está siendo consensuado con todos los departamentos del Gobierno, incluidos los tres socialistas, Urkullu también realizará una «defensa y reclamación de la actualización del autogobierno», que pasa por el cumplimiento íntegro del actual Estatuto. Por ello, el lehendakari compartirá con la Cámara los «contenidos básicos» del informe sobre las transferencias pendientes elaborado por los técnicos del Gobierno vasco. Se trata, en palabras de Erkoreka, de la «continuación» del informe Zubia de 1993 (actualizado posteriormente dos veces por el Parlamento vasco), al que se han incorporado las novedades normativas y jurisprudenciales de los últimos años».

El informe íntegro, en el que han trabajado todos los departamentos gubernamentales, será remitido a la ponencia de Autogobierno y el viernes será presentado públicamente por Erkoreka. Ese mismo día será enviado a la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, para que conozca de «primera mano el planteamiento» del Ejecutivo autónomo sobre las transferencias. «Ese texto, ese catálogo, será la base y la hoja de ruta de las relaciones y negociaciones (con Madrid)», ha señalado Erkoreka.

Entre las transferencias pendientes detalladas en ese informe se encuentran las de la gestión económica de la Seguridad Social y de las tres prisiones ubicadas en el País Vasco, marcadas como «prioritarias» por PNV y PSE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos