Última llamada a la «sensatez» de Puigdemont antes de aplicar el 155

Puigdemont y Rajoy en Barcelona. / Archivo I EP

El Gobierno ultima hoy con PSOE y Cs cómo aplicar el artículo de la Constitución y recuerda que el líder catalán podría evitarlo si convoca elecciones sin una DUI

AGENCIASMadrid

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha hecho esta miércoles una última llamada a la "sensatez" del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que antes de las 10.00 horas de mañana responda que no ha declarado la independencia de Cataluña y evitar así la aplicación del artículo 155 de la Constitución. A la espera de esa respuesta, el Gobierno ultima las medidas y los plazos para ponerlas en marcha tanto con el PSOE como con Ciudadanos, y apunta que Puigdemont podría evitarlas si, por ejemplo, convocara elecciones anticipadas sin que hubiera una declaración de independencia de por medio.

El presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunieron ayer en el Palacio de la Moncloa para acordar la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, que podría activarse a partir de mañana, según han confirmado fuentes socialistas.

Tras el líder socialista ha sido el turno esta tarde del de Ciudadanos. En su encuentro, que ha durado una hora y cuarto, el presidente se ha comprometido con el dirigente liberal "para que los canales de comunicación permanezcan abiertos y se traslade a Ciudadanos los pasos que dé el Gobierno sobre la concreción técnica del artículo 155 en las próximas horas", según fuentes del partido naranja.

Rivera, por su parte, le ha trasladado nuevamente a Rajoy el apoyo de su partido a la aplicación de dicho precepto constitucional "con el fin de convocar unas elecciones autonómicas legales, libres y con garantías" en Cataluña. Y le ha subrayado, según las mismas fuentes, la necesidad de que "se restablezca el orden constitucional" en esta comunidad para que la Carta Magna y el Estatuto de Autonomía sigan vigentes.

Ha sido en la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso donde Rajoy ha instado al presidente de la Generalitat a que, ante la respuesta que tiene que dar, actúe con "sensatez, equilibrio" y pensando en el interés general. Lo ha hecho en respuesta a una pregunta del diputado del PDeCAT Jordi Xuclá, quien ha advertido de que la aplicación del 155 no resolvería el problema, sería "un grave error" y el "fracaso de la política y el diálogo", y su aplicación efectiva es "más que dudosa y difícil".

Cospedal apunta la posibilidad de actuar en Cataluña

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que si el Gobierno de la Generalitat no devuelve "la situación de legalidad" a Cataluña, el Gobierno central "tendrá que actuar", y ha advertido a Puigdemont, de que, en estos momentos, "no se entiende maniobra de distracción o contestación con evasivas".

De Cospedal ha presidido este miércoles en Bilbao la reunión del Consejo Superior de la Armada, que por primera vez se ha celebrado en la Comandancia Naval de la capital vizcaína.

En su intervención, se ha referido a la situación en Cataluña, a la espera de que este jueves el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, responda al requerimiento del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y aclare si en el pleno del pasado 10 de octubre declaró o no la independencia, para evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, lo que podría dar lugar a la suspensión de la autonomía de la comunidad catalana.

La ministra de Defensa ha indicado que "lo que tiene que hacer el Gobierno de la Generalitat de Cataluña es contestar a una pregunta muy sencilla y después "devolver la situación de legalidad a Cataluña". "Si esto no es así, el Gobierno tendrá que actuar, y cualquier otra postura, maniobra de distracción o contestación con evasivas en estos momentos no se entiende", ha advertido.

Según ha dicho, "algunos han olvidado que cuando uno vive en una democracia, el primero que tiene la obligación de cumplir la ley es el gobernante". Por ello, De Cospedal ha vuelto a pedir a los gobernantes de la Generalitat de Cataluña que "se den cuenta que viven en un país democrático, y, por lo tanto, tienen la obligación de cumplir la ley como todos los ciudadanos".

Así, ha pedido a los representantes de la Generalitat que "terminen con esta fractura social que han provocado en Cataluña, que terminen con este desastre económico que están provocando en Cataluña, que vuelvan a la legalidad y que no se pongan al margen de la democracia y de la ley".

Tras subrayar que la ley "es la que nos hace a todos iguales en una democracia", ha señalado que "en una democracia como la española la ley la hacemos todos los españoles, absolutamente todos los españoles, y nadie tiene derecho a sustraer a los españoles el derecho que tenemos entre todos a decidir lo que tenga que ser nuestro país".

"Los que se han colocado al margen de la legalidad, los que han provocado la fractura social en Cataluña, los que han provocado y están provocando el desastre económico en Cataluña tienen que darse cuenta de que un gobernante tiene que actuar por el interés general y no por su propio interés", ha advertido.

En este sentido, ha dicho que "todavía quedan unas cuantas horas", por lo que ha reiterado, en primer lugar, "el compromiso de las Fuerzas Armadas con su país", y, en segundo lugar, "la petición a los que gobiernan en la Generalitat de Cataluña de que vuelvan a la ley y eviten esta fractura tremenda que han provocado en una parte tan querida y tan importante de España".

Por otro lado, en su intervención también ha destacado "la importancia que tienen las Fuerzas Armadas en la defensa de la soberanía nacional, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y el papel que ejercen como garantes de nuestro orden constitucional". "Lo hacen dentro de España, lo hacen muy lejos de nuestras fronteras, y, junto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que defienden el ejercicio de nuestros derechos y libertades como ciudadanos, nos hacen sentirnos tranquilos a todos los españoles", ha remarcado.

Rajoy ha pedido a Xuclá que en su partido hagan un esfuerzo para convencer al presidente de la Generalitat de que no cree más problemas de los que ya ha creado porque, "si no -ha dicho-, va a obligar al Gobierno a tomar decisiones que sería mejor no hacerlas nunca". Cree que es fácil la respuesta que tiene que dar Puigdemont a si ha declarado o no la independencia y ha resaltado que, si lo ha hecho, el Gobierno está obligado por la Constitución a actuar.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en respuesta a otra pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera (quien se reunirá esta tarde en Moncloa con Rajoy) ha asegurado que el Ejecutivo consultaría a PSOE y Ciudadanos antes de aplicar el 155 porque quiere contar con un amplio respaldo en el Congreso además de la mayoría absoluta que necesita en el Senado

Los plazos en el aire

Lo que no ha hecho la vicepresidenta, como tampoco Rajoy, es desvelar las propuestas y plazos para la puesta en marcha del 155, algo que ha pedido Rivera pero quien, en todo caso, apoyará al Gobierno "haga lo que haga" en defensa de la Constitución. Sáenz de Santamaría ha insistido en que si hay que recurrir al 155, el responsable será el presidente de la Generalitat, y que el objetivo es la recuperación del autogobierno y la vuelta a la legalidad en beneficio de los catalanes.

En respuesta a otra pregunta del portavoz de ERC, Joan Tardá, Sáenz de Santamaría ha rechazado que los independentistas puedan dar al Ejecutivo "lecciones de democracia" al hablar de "presos políticos" cuando impiden la labor de la oposición en el Parlamento de Cataluña mientras ellos sí pueden hacer su labor en el Congreso.

Los independentistas consideran que se puede dar ese calificativo a los presidentes de la ANC y de Ómnium Cultural, y hoy la presidenta del Congreso, Ana Pastor, se ha visto obligada a llamar al orden hasta en dos ocasiones a los diputados nacionalistas y de Unidos Podemos al mostrar en el hemiciclo carteles pidiendo su libertad. Tardá ha pedido a la vicepresidenta que el Gobierno "pare las máquinas" y abra una negociación "bilateral" con la Generalitat, pero Sáenz de Santamaría le ha recordado que España cuenta con un Parlamento democrático en el que su partido puede debatir con el Ejecutivo y con el resto de fuerzas políticas.

Más información

Escenarios

Durante la jornada se han sucedido declaraciones de diversos diputados en torno a la posibilidad de que Puigdemont pudiera convocar elecciones anticipadas. Fuentes del Gobierno han apuntado que esa vía podría evitar la aplicación del artículo 155 siempre que no hiciera a la vez una declaración unilateral de independencia. Sin embargo, los partidos políticos del Congreso no trabajan con la hipótesis de que esa convocatoria electoral.

"No es momento de especulaciones e hipótesis", ha recalcado la portavoz del PSOE, Margarita Robles, que ha llamado a la responsabilidad de Puigdemont para que dé una respuesta que permita que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no ponga en marcha el 155.

Para Albert Rivera el escenario ideal sería que Puigdemont convocara elecciones autonómicas, pero, si no lo hace, insiste en la necesidad de activar el precepto constitucional para que sea el Gobierno el que las convoque.

El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha señalado que el único escenario que le gustaría que se produjese es que el Gobierno y el PSOE atendiesen a la oferta de diálogo planteada por la Generalitat.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, se ha limitado a puntualizar que no le corresponde decidir sobre el escenario de unas elecciones anticipadas y que, si se convocan, su partido participará "con voluntad de ganar".

Fotos

Vídeos