El Gobierno insta a «pasar página» con el 21-D y dejar atrás la inestabilidad

Catalá y Méndez de Vigo tras el Consejo de Ministros./Efe
Catalá y Méndez de Vigo tras el Consejo de Ministros. / Efe

Méndez de Vigo reitera el llamamiento a las empresas para que se queden en Cataluña «porque las causas para la inseguridad una vez aplicado el artículo 155 ya no existen»

EFEMadrid

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha instado hoy a "pasar página" tras la convocatoria de elecciones del próximo 21 de diciembre en Cataluña porque después de ese día debe "cerrarse la puerta" a la inestabilidad y la inseguridad en esa comunidad.

"Tenemos todos que pasar página", ha afirmado Méndez de Vigo en la rueda de prensa después del Consejo de Ministros, en la que ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su visita esta semana a Cataluña, pidió a los empresarios que se queden en la comunidad e instó a no boicotear los productos catalanes.

Méndez de Vigo ha desgranado el descenso de las cifras de negocio y de comercio y servicios en Cataluña y ha considerado que el 21 de diciembre hay que "cerrar la puerta a la inestabilidad y la inseguridad" y "abrir la puerta también a que Cataluña siga con el resto de España en los datos positivos".

Por eso, ha reiterado el llamamiento a las empresas catalanas para que se queden en Cataluña "porque las causas para la inseguridad una vez aplicado el artículo 155 ya no existen, no deben existir".

El también consejero de Educación ha indicado que los datos económicos negativos son "consecuencia del desafío secesionista" y ha lamentado el hecho de que Barcelona haya sido descartada como sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés).

En este sentido, la decisión de la UE supone "el último daño y perjuicio infligido a Cataluña" por los responsables del desafío secesionista, ha dicho Méndez de Vigo.

Ha asegurado que Cataluña y España han perdido "una gran oportunidad" al no conseguir Barcelona la sede de la EMA y, aunque ha abogado por no entrar ahora en "lamentaciones", ha manifestado la "convicción" del Gobierno de que se debe al proceso independentista.

Además, ha indicado que las cifras económicas negativas en Cataluña muestran que el proceso separatista ha influido "mal" en la economía catalana y, "por ende, en la de todos los españoles".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos