Una fuerte cacerolada en el centro de Barcelona para silenciar el discurso de Felipe VI

Esta explosión de sonido durante la alocución del Monarca suponía un gesto más de protesta en las calles catalanas que este martes vivieron una jornada de huelga general

ÓSCAR B. DE OTÁLORABARCELONA

A las nueve de la noche, cuando comenzó el discurso del Rey Felipe VI en televisión, las calles de Barcelona estallaron en una cacerolada que se vio acompañada por los pitidos de algunos viandantes, el sonido de los cláxon de algunos coches y algunos petardos. Esta explosión de sonido durante la alocución del Monarca suponía un gesto más de protesta en las calles catalanas que este martes vivieron una jornada de huelga general y en la que se vivieron manifestaciones multitudinarias en las principales localidades de la comunidad.

Las cacerolada es uno de los gestos independentistas que se está llevando a cabo en Cataluña desde que se anunció la convocatoria del referéndum ilegal. De forma habitual, los ciudadanos se asoman a la ventana a las diez de la noche y comienzan a atronar las calles con golpes contra sartenes y ollas. Esta protesta dura habitualmente unos diez minutos y se ha convertido ya en una tradición de la parafernalia soberanista. Este martes, sin embargo, esta tradición se adelantó una hora para responder al discurso del Rey. Los independentistas además habían pedido por las redes sociales que los ciudadanos apagaran la televisión y que no atendieran al mensaje del Monarca.

Fotos

Vídeos