Francia aplica el derecho europeo a favor de un preso de ETA

Aritz Arginzoniz. /
Aritz Arginzoniz.

Aritz Arginzoniz saldrá de prisión en febrero a pesar de haber sido condenado a 10 años por un atraco cometido en 2007 cerca de Estrasburgo

FERNANDO ITURRIBARRÍA Corresponsal. París

La justicia francesa aplicó ayer el derecho europeo a favor de un preso de ETA. El Tribunal Especial de lo Criminal de París condenó a Aritz Arginzoniz Zubiaurre a 10 años de prisión por un atraco cometido en 2007 cerca de Estrasburgo. Pero ordenó que la pena sea absorbida totalmente por los 10 años y 9 meses que le impuso en 2009 la Audiencia Nacional, que termina de cumplir el próximo febrero. Por consiguiente, a pesar de la nueva condena, el recluso saldrá de la cárcel dentro de dos meses en España, a donde regresará una vez finalizada la entrega temporal para ser juzgado en Francia.

La novedosa sentencia es resultado de la aplicación de la Decisión Marco 2008/675 adoptada por el Consejo Europeo el 24 de julio de 2008. Esta disposición regula la consideración de las resoluciones condenatorias entre los Estados miembros de la Unión Europea (UE) con motivo de un nuevo proceso penal.

En el juicio de París, la abogada Xantiana Cachenaut esgrimió la sentencia emitida el pasado 21 de setiembre por el Tribunal de Justicia de la UE en respuesta a una petición de decisión prejudicial planteada por la justicia búlgara.

«Hechos diferentes»

Su Sala Quinta falló que la citada Decisión Marco debe interpretarse en el sentido de que «es aplicable a un procedimiento nacional cuyo objeto sea la imposición, a efectos de la ejecución de la pena, de una pena privativa de libertad global que tenga en cuenta tanto la pena impuesta a una persona por el juez nacional como la impuesta mediante una condena anterior pronunciada por un órgano jurisdiccional de otro Estado miembro a esa misma persona por hechos diferentes».

Con este fundamento jurídico el tribunal de París, formado por cinco magistrados profesionales y sin jurado popular al tratarse de un asunto de terrorismo, estipuló la refundición de las penas española y francesa contra Arginzoniz. El veredicto también ordena la fusión total de los 12 años dictados contra Aitzol Iriondo Yarza, el otro procesado por el atraco, con una condena anterior de 20 años, la más alta entre las cinco que le han sido impuestas en París.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos