Felipe VI alienta un entendimiento entre España y Gran Bretaña sobre Gibraltar

Los Reyes de España charlan de forma distendida con el prícipe Carlos y la duquesa de Cornualles. / AGENCIAS

El Rey expresa ante el Parlamento de Londres «la aspiración legítima» de residentes británicos y españoles ante el Brexit

IÑIGO GURRUCHAGA LONDRES

El rey Felipe VI ha alentado a los gobiernos español y británico a entenderse para encontrar fórmulas que satisfagan a todas las partes en la disputa sobre Gibraltar y en la negociación del Brexit en un discurso pronunciado en la Galería Real del Parlamento de Londres ante la primera ministra británica, Theresa May, miembros de las dos cámaras -la de los Comunes y la de los Lores- personalidades del mundo hispano-británico y diplomáticos.

El Rey ha señalado la larga historia en común de los dos países y también «distanciamientos, rivalidades y enfrentamientos... que han quedado atrás como hechos del pasado». «Estoy seguro de que esa determinación para superar esas diferencias se redoblará en el caso de Gibraltar y confío plenamente en que el diálogo necesario y el esfuerzo de nuestros gobiernos conseguirán avanzar en la búsqueda de fórmulas satisfactorias para todos», ha añadido.

El miércoles se había extendido el rumor de que diputados conservadores abandonarían la sala del discurso si el Rey español hacía una referencia a Gibraltar similar a la calificación de «anacronismo», que Felipe VI incluyó en su último discurso ante la Asamblea General de la ONU. La diplomacia gibraltareña en Londres se habría reunido con diputados 'tories' para persuadirles de que no cometieran la descortesía.

Felipe VI, en la 'Orden de la Jarretera'

La reina británica ha recibido al Rey con su nombramiento como nuevo miembro de la 'Orden de la Jarretera', la más exclusiva entre las órdenes de la monarquía británica. Se reúne anualmente en el castillo de Windsor y a ella pertenecen miembros de su familia, otros monarcas europeos y exprimeros ministros o altos funcionarios británicos.

Uno de los primeros diputados en llegar a la Galería Real ha sido Andrew Rosindell, diputado por Romford, la circunscripción en el nordeste de Londres que registró uno de los mayores apoyos al Brexit. El nacionalista, largamente vinculado a la causa soberanista gibraltareña, se ha sentado en la tercera fila y, cuando fue preguntado por periodistas británicos qué hacía allí, ha hecho con dos dedos el gesto de caminar, de marcharse. Pero ha escuchado el discurso en silencio y en su asiento.

Respeto por la decisión del Brexit

El monarca español también ha expresado su respeto a la decisión británica de abandonar la Unión Europea y su esperanza «sobre los propósitos del Gobierno británico de seguir siendo un aliado estratégico de la Unión y de continuar desempeñando el decisivo papel que el Reino Unido tiene en la seguridad del Continente europeo y en la prosperidad de sus ciudadanos». Ha añadido que los gobiernos «deberán trabajar intensamente para mantener, e incluso mejorar, el entramado de relaciones que hemos construido dentro del proyecto europeo. Eso nos reclaman nuestras sociedades, profundamente imbricadas entre sí».

Y en este punto se ha detenido para animar a los gobiernos a que el acuerdo de salida de la UE «dé la necesaria confianza y certidumbre» a «los centenares de miles de británicos y españoles» residentes en ambos países, «que aspiran legítimamente a una vida digna y segura, para ellos y para sus familias».

El Rey, acompañado de la reina Letizia, fue recibido en el Parlamento por los presidentes de las dos cámaras. El de los Comunes, Paul Bercow, señaló que la visita es «una celebración de la relación» de nuestros países y que tras el Brexit esa relación no cambiará. Al dar la palabra al monarca, en torno a 500 congregados le aplaudieron largamente antes de iniciar su discurso. A su conclusión la audiencia le aplaudió en pie.

Fotos

Vídeos