Évole deja en evidencia a Puigdemont por no haber apoyado a kurdos y saharahuis con sus referéndums

En una entrevista emitida este domingo, el periodista pone en un aprieto al president por negarse a apoyar estas consultas en el Parlament en 2014

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

A menos de una semana para el 1-O, al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, se le ha abierto un nuevo frente: las críticas por su negativa en 2014 a apoyar en el Parlamento catalán las pretensiones independentistas del pueblo kurdo y el saharaui, que pedían apoyo para celebrar sus propios referéndums. Algo que, en la actual situación, resulta difícil de entender. Ha sido el periodista Jordi Évole quien ha puesto en un aprieto al president al recordarle, en medio de la actual tormenta política, esta parte de su pasado político en una entrevista que fue emitida este domingo por la noche en el programa 'Salvados' (La Sexta), cuyos momentos culminantes se han hecho virales.

En ella, Évole prepara el terreno preguntando a Puigdemont, en plan general, sobre su opinión acerca del derecho a decidir de los pueblos. Después, el periodista ahonda un poco más y le informa de que, precisamente este lunes, se celebra un referéndum por la autodeterminación del Kurdistán. «¿Está usted a favor de este referéndum?», le pregunta. «Por supuesto, estoy a favor del derecho a la autodeterminación de todos los pueblos. El Kurdistán por descontado que tiene derecho a este referéndum», responde el president con aplomo. Era el momento que esperaba el periodista, que a continuación saca a colación que hubo una votación en el Parlament de Catalunya en 2014 sobre este mismo asunto.

-¿Usted recuerda qué votó?

-No, no lo recuerdo -replica el maximo dirigente catalán, que, a juzgar por su semblante, ve venir que están a punto de refrescarle la memoria-.

-Votó que no.

Ahí se hace un silencio. Y, seguidamente, Évole le pregunta cuál fue su postura respecto al referéndum que pedían los saharauis y para el que buscaban el mayor apoyo internacional posible. «Seguramente, voté que no», admite Puigdemont. «Curioso...», desliza Évole.

Efectivamente, tanto kurdos como saharauis no obtuvieron demasiado respaldo en el Parlamento catalán, ya que la moción, que buscaba reconocer el derecho de autodeterminación de los primeros y el derecho de los segundos a realizar una consulta vinculante, fue desestimada gracias a los votos del PP y de CiU.

Al ser consciente de lo contradictorio de la situación, el president argumenta ante Évole que dijo 'no' porque esos referéndums «no estaban convocados». «No veo el matiz», le replica el periodista.

La entrevista, que fue grabada el viernes en el Palau de la Generalitat, ha registrado unos espectaculares resultados de audiencia: fue vista por más de 3,4 millones de espectadores y obtuvo una cuota de pantalla del 19,4% en todo el país. En Cataluña, las cifras fueron aún más abultadas, con un 29,1% de cuota de pantalla y 856.000 personas pendientes de la TV.

En medio del revuelo, Jordi Évole ha agradecido que el president aceptase realizar la entrevista y que haya «dado la cara» en unas «circunstancias que le hicieron dudar». «No puedo decir lo mismo del Gobierno de España, que no ha querido aparecer», ha manifestado el periodista en Twitter, donde confiesa que «hemos hecho muy pocas entrevistas con la tensión ambiental que ha rodeado a esta».

Fotos

Vídeos